“Se ha deshumanizado lazo médico -paciente”

Con el hacinamiento en los hospitales como denominador común y con continuas negligencias médicas se ha llegado a una triste conclusión: la deshumanización del sector salud. El vicepresidente de la Federación Peruana de Administradores de Salud, Juan Ormeño, recalcó sobre el deterioro en la relación entre médico y paciente en diálogo con el diario LA PRIMERA.

Por Diario La Primera | 25 ago 2010 |    
Los principales afectados son los pacientes.
El vicepresidente de la FEPAS, Juan Ormeño habla sobre el deterioro del sector salud y la inequidad en el servicio.

Más datos

DETALLE

Un ejemplo de hospital moderno, señala Ormeño, es el nuevo sector del Instituto Materno Perinatal. “Ese sector es igual que cualquier clínica del mejor nivel. Antes la gente no quería dar a luz en la Maternidad, ahora quieren ir todos”, resalta.

“Se ha deshumanizado la relación por la falta de acercamiento del médico al paciente debido a la gran demanda, a la alta tecnología y a la debilidad en ese aspecto de la formación docente”, señala.

Ormeño habla de la alta tecnología como un inconveniente que ha hecho distanciar al médico del paciente porque el médico “ya no es como antes”. “Antes el médico hablaba bastante con el paciente, trataba de ser su amigo. Una vez identificado, el paciente pasaba a la etapa de la observación, después pasaba a la etapa de la palpación, luego a la etapa de la percusión: a los sonidos del cuerpo, para ver en dónde estaba la solidez y la no solidez. Después pasaba a la auscultación y entonces venía la ayuda diagnóstica”, subraya el galeno.

Ormeño Ara alerta, asimismo, sobre el descontrol en la formación de los profesionales de salud. Rememora que hace 45 años solamente había una universidad donde se podía estudiar Medicina Humana. Actualmente existen 28 universidades.

“¿Cómo puede ponerse usted a dilucidar cuál universidad tiene las condiciones y los requisitos? Hay universidades que no tienen campus clínicos, no tienen donde llevar a sus alumnos a las prácticas de internado”, recalca. El vicepresidente de la FEPAS enfatiza que esa deshumanización empieza con la inequidad en el presupuesto de los 4 subsectores del sector Salud: El Ministerio de Salud, EsSalud, las Fuerzas Armadas y las clínicas. “Entonces esa inequidad empieza desde la organización. Es decir, de dar los recursos a todos en igual forma o sea, alguien tiene que hacer esa nivelación en la salud”, acota.

La implementación del Aseguramiento Universal (AU) de Salud en el presente gobierno, según el doctor Ormeño, “es una buena idea que choca con la viabilidad económica”. Tenemos el país dividido y la salud dividida en subsectores. Cada uno con su presupuesto. Hacer que ellos funcionen sincronizadamente como si fuera uno solo, ése es el gran reto del AU para recibir a fondo a las personas”, recalca.

Asimismo, calificó como “amenaza” que el próximo gobernante no continúe con este AU a pesar que no se sabe cómo, por ejemplo, una clínica pueda atender a un asegurado extremadamente pobre.

“La decisión política debe hacer que la salud sea una política de Estado que no lo cambie el otro gobierno que venga y que se siga desarrollando. ¿Cómo no va a ser bueno que todas las personas reciban en el país atención médica integral y tengan capacidad de recibir sus medicinas? El problema es cómo se financia, cómo juntar esas 4 descargas económicas en esos 4 grandes subsectores en uno. Cómo hacer que los establecimientos privados atiendan a los extremadamente pobres”, explicó. Finalmente, señaló que el AU es difícil pero no imposible. “El AU no se realiza en un año, se lleva a cabo en 20 años o en 30 años”, concluyó.

Gustavo Alvarado
Redacción

Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.