Se aprovechan de la informalidad

El servicio de taxi también forma parte de la inseguridad que asusta a la población limeña, pues en los últimos meses las mujeres, en especial, han reportado ser víctimas de asaltos, secuestros al paso y hasta violaciones por delincuentes que fingen de taxistas. Y es que, este servicio particular no está debidamente controlado, lo que es aprovechado por los malhechores, más aún del servicio de taxi colectivo, problemática que no figura en las propuestas de quienes están peleándose el sillón municipal capitalino.

Por Diario La Primera | 28 ago 2010 |    
Se aprovechan de la informalidad
Las mujeres son las principales víctimas de los falsos colectiveros.
Servicio de taxis y colectivos sin normas que regulen su actividad. La semana pasada se elaboraron 16 identifac para ubicar y detener a falsos “colectiveros”.

Más datos

POSIBLE SOLUCIÓN

La autoridad de Luz Ámbar señala que conseguir la formalización de los colectiveros no es cosa fácil pues “no es normar y decir que los colectiveros tendrán su fotocheck o chalecos. Se debe unificar el color en el servicio de taxi, señalizar los estaciones exclusivamente para los taxis y realizar un esquema de las rutas que los colectiveros utilizarán, no pueden usar las mismas vías del transporte público pues se trataría de una competencia y congestionaría las calles”, advirtió Quispe.

Por citar un ejemplo de la inseguridad que representan, la Dirección de Criminalística (DIRCRI) informó la semana pasada que se han elaborado unos 16 identifac de falsos “colectiveros” que realizan las rutas Vía Expresa, Tacna-Túpac Amaru y La Marina-San Felipe “gracias” a los testimonios de sus desafortunadas víctimas.

Debido a estas últimas denuncias, la Federación Nacional de Taxi y Colectivo (FENTAC) pidió que las autoridades competentes creen normas que regulen su servicio ya que este sector de taxis es el más informal. “Cualquiera que tenga un carro puede hacer servicio de colectivo pues nadie controla la formalidad de los colectiveros, por eso los delincuentes se aprovechan de este grupo, haciendo daño a la población y lamentablemente a la imagen de los taxistas colectiveros”, señaló el secretario de defensa de FENTAC, Hernán Mendieta.

Sin embargo, los colectiveros nacen del servicio de taxi, el cual a pesar de tener normas como la ordenanza 169 que aprueba el reglamento del servicio de taxi metropolitano, la cual señala que una de las obligaciones de la Municipalidad de Lima es determinar el número de unidades que prestarán el servicio de taxi en la ciudad de Lima, en base a estudios técnicos, para regular y fiscalizar este servicio, esto no se cumple.

Según Luis Quispe, director de la ONG Luz Ámbar, las normas del servicio de taxi impuesta por la Municipalidad de Lima son letra muerta. “Esa y otras normas han quedado en el papel, por eso se ve el congestionamiento vehicular en el centro de Lima, no se sabe cuántos taxis entran a la capital y si éstos verdaderamente son los que necesita la población del centro”, indicó.

Sin embargo no descartó el control del servicio de taxi colectivo en la ciudad. “El servicio de colectivo no existe legalmente porque ninguna autoridad le ha prestado atención a este servicio, por eso los asaltantes se aprovechan de esta informalidad”, sentenció.

Yossy Honorio

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.