Reordenan la Policía

El reordenamiento de la estructura jerárquica de la Policía, poner a un civil (alcalde provincial) a su cabeza y analizar a fondo la situación de la violencia y la criminalidad son puntos que un reciente estudio de la ONG Ciudad Nuestra considera que podrían aportar una viable solución al problema de inseguridad que vive la capital, y el resto del país.

Por Diario La Primera | 15 set 2010 |    
Reordenan la Policía
Analistas de seguridad plantean cambios sustanciales a sistema policial actual.
Estudio de Ciudad Nuestra plantea que Policía Nacional pase a ser controlada por los municipios provinciales, en coordinación con Ministerio del Interior.

El estudio “Inseguridad ciudadana en Lima ¿Qué hacer?”, elaborado por el ex ministro del Interior Gino Costa y el investigador Carlos Romero apunta a que el remedio para la crisis en seguridad ciudadana deberá llevar al próximo alcalde (alcaldesa) de Lima por los caminos de la prevención de la criminalidad, la delimitación de los casos que afectan a una determinada zona, pues el tipo de violencia es distinto según donde ocurre, a lo que ayudaría un diagnóstico local y contar con políticas integrales que puedan ser puestas en práctica.

Alcaldes y comisarios
El documento elaborado por Costa y Romero, a manera de un plan para fortalecer la seguridad ciudadana, expone en pocas palabras que la Policía, para lograr ser eficaz y vencer al flagelo de la criminalidad debe pasar a ser administrada por la municipalidad, poniendo al alcalde metropolitano a la cabeza, quien en coordinación con los comisarios determine las medidas a adoptar.

A la vez recomiendan fortalecer un sistema de seguridad que ha dado resultados: los serenazgos. Con la creación de una escuela metropolitana de serenos se podría, uno, conseguir un mismo estándar en el nivel de los empleados de esta modalidad de vigilancia, con lo que también se lograría la ansiada integración del sistema, que acabaría con las barreras limítrofes distritales para el accionar de estas unidades.

Costa también insistió en que cambiar el sistema del horario de la policía sería una iniciativa con buenos resultados, pues se pasaría de 24 horas de trabajo y 24 horas de descanso a jornadas de ocho horas diarias, y evitar también que en sus días de franco los policías alquilen sus servicios a entidades privadas.

Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.