Recordaron con cariño a sus seres queridos

Miles de asistentes colmaron los camposantos de la capital. Con música, comida, bebida, lágrimas y flores rindieron homenaje a sus familiares. Como era de esperarse, la tumba de Ciro Castillo-Rojo fue la más visitada.

| 02 noviembre 2011 12:11 AM | Actualidad | 2.6k Lecturas
Recordaron con cariño a sus seres queridos
Con flores, recordaron a sus familiares que partieron a una nueva vida.
CEMENTERIOS ABARROTADOS
2626

Desde muy temprano las familias limeñas llegaron hasta los diferentes camposantos de la capital, para rezar, llorar, recordar y limpiar las tumbas de sus seres queridos. Se encendieron velas, cirios que cambiaron por algunas horas los sombríos camposantos, que se vieron invadidos por la alegría y el bullicio de sus visitantes.

LA PRIMERA recorrió los principales cementerios de la capital y como va siendo costumbre, las bandas folclóricas, las comidas típicas, velas y hasta cerveza fueron ofertadas desde la entrada con gran demanda a medida que avanzaba el día.

En el cementerio de Vitarte o de Ex Trabajadores Textiles las bandas de música tocaron las canciones preferidas de los difuntos por pedido de sus familiares. “A mi esposo le gustaba mucho “Adiós pueblo de Ayacucho” y por eso hemos llamado a la banda para rendirle homenaje”, nos dice doña María Ramírez quien llegó con sus hijos y su hermano para estar unos momentos junto a su esposo fallecido, Guillermo Mendoza Magallanes.

Cien metros más allá, otra banda empieza a tocar un huayno, esta vez de Huancayo, a cargo de “Los Querubines de la Incontrastable”. Ahora el homenajeado fue Moisés Rosado Evangelista quien falleció el 2001 y sus hermanos, esposa e hijos lo recuerdan con su música preferida. “Todos los años venimos juntos en este día. Tratamos de venir toda la familia y brindar como a él le hubiera gustado”.

Pero no solo son las bandas de música las que invaden los cementerios sino que las botellas de cerveza y comidas son también infaltables durante estas celebraciones.


La musica cumplió un rol importante durante esta festividad.

Augusto Ferrando y “Chacalón”
Desde tempranas horas de ayer, las tumbas más visitadas del cementerio El Ángel fueron la de el desaparecido animador Augusto Ferrando y la del cantante Lorenzo Palacios “Chacalón”, a quien la creencia popular le atribuye una serie de milagros.

Para evitar congestión vehicular y problemas con los asistentes al cementerio, la Policía dispuso el cierre del tránsito vehicular desde el jirón Ancash hasta la puerta de El Ángel al cual el público tuvo que llegar a pie.

A medida que pasaban los minutos el recinto del El Ángel se lleno de vendedores ambulantes. Diversos juegos y artículos eran ofrecidos a voz en cuello, impidiendo a los familiares o amigos de los difuntos orar en paz por sus seres queridos. Como en otros años, los comerciantes ambulantes apostados en los exteriores del cementerio hicieron su agosto en noviembre, gracias a la gran demanda de flores y rosarios, y por la venta de panes, comidas y bebidas y hasta gorras ya que el sol era intenso al acercarse el mediodía.

Los floristas duplicaron el precio de las rosas rojas, cuya docena se ofrecía hasta en 20 soles ahuyentando a los posibles compradores que regateaban por una “rebaja”.


El precio de las flores se triplicó para el malestar del público.

Celebración
Pero si en los cementerios antes mencionados las celebraciones se desbordaron por momentos, en el Cementerio Municipal “Virgen de Lourdes”, en Villa María del Triunfo, la gente bebió, bailó y cantó a sus seres queridos sin reparo alguno.

Miles y miles de personas, principalmente inmigrantes de las zonas andinas, colocaron en las lápidas de sus familiares todo lo que los difuntos apreciaban en vida. También se recordaron a los difuntos con cantos o con la música de violines, acordeones o guitarra.

“Ahora estamos llevando la costumbre de nosotros. A la finada le gustaba comer pan, tomar cerveza, todo lo que le gustaba estamos poniendo”, comentó don Abelardo Paucarcaja quien vive en el paradero 4 de Nueva Esperanza y llegó acompañado de sus hijas.

El Día de todos los Santos es una celebración católica instituida en honor a todos los santos de la Iglesia de acuerdo al Papa Urbano IV, para todos aquellos consagrados que no poseen una fiesta propia en el calendario litúrgico. Por tradición es un día festivo, no laborable. En el Perú, como en otros países de tradición católica, se recuerda esta fecha el 1 de noviembre, mientras que en la Iglesia Ortodoxa se conmemora el primer domingo después del Pentecostés.


Familia Castillo Rojo se reunio para recordar a Ciro.

PADRE DE UNIVERSITARIO CONFÍA EN JUSTICIA DE DIOS
La tumba de Ciro fue la mas visitada
La tumba de Ciro Castillo-Rojo, ubicada en el cementerio Mapfre de Huachipa, quedó tapada completamente por las cientos de flores que espontáneos visitantes dejaron sobre su lápida. Desde las 11 de la mañana, poco más de cien personas cantaban alrededor de la tumba del joven universitario mientras los más pequeños dejaban una flor o fotografiaban la tumba de Castillo-Rojo. “Estamos orando por el papá, la mamá, Toñito y María Gracia, para que estén bien”, dijo la señora Evangelina Núñez quien vive en Pamplona Alta pero llegó solo para visitar la tumba de Ciro.

La familia de Ciro Castillo llegó al promediar la 1 de la tarde y se dio con la sorpresa que una multitud rodeaba la lápida del primogénito de la familia, a pesar del cordón de seguridad que colocó el personal del camposanto.

Tanta fue la gente, que los familiares tuvieron que ingresar a una oficina para que las autoridades pongan orden. Media hora después el médico Ciro Castillo-Rojo, junto a su hija María Gracia se colocaron a un lado de la tumba mientras que doña Rosario y su hijo Antonio al otro lado. Los cuatro rezaron por unos minutos y luego dejaron sobre la tumba algunas flores, que se perdieron entre las cientos de plantas dejadas en el mismo lugar. La multitud empezó a corear “Ciro está presente” causando emoción en los familiares del joven.

“Hoy que es Día de todos los Santos he venido a poner una flor a la tumba de mi hijo. Muchas gracias, no esperaba ver esto. Será la justicia de Dios o de los hombres la que se encargue de todo”, afirmó el papá de Ciro y luego se retiró junto a sus familiares.

PUNO
Ofrendas de comidas y bebidas
Las celebraciones por el Día de todos los Santos se ha convertido en una tradición en cada una de las regiones de nuestro país. En los hogares de Puno, la población realiza altares de comida típica del lugar para ofrecer como ofrendas a sus difuntos.

Estas son colocadas en tómbolas antes del mediodía, pues la población tiene la creencia de que las almas de sus seres queridos fallecidos, regresan a sus viviendas.

Las ofrendas, acompañadas con las tanta wawas y bebidas, son ofrecidas en reunión familiar. La tradición puneña es acudir un día después de la celebración de todos los santos, a los camposantos de la ciudad, como el Cementerio General, la Capilla, los Ángeles, Jardín del Altiplano, Escuri y Chilla.



LIMA Y CONOS
Mil 300 policías resguardaron los cementerios
La Policía realizó un minucioso control de la seguridad en los diferentes cementerios de Lima, como el caso de cinco camposantos de la zona centro y sur, a donde se desplegaron mil 300 efectivos. Como parte del plan de operaciones por el Día de todos los Santos, la Policía destinó a su personal a los cementerios Santa Rosa (Chorrillos), Presbítero Maestro y El Ángel (Lima Cercado), Virgen de Lourdes (Villa María del Triunfo) y Trabajadores Textiles de Vitarte (Ate).

El general PNP Haroldo Ocampo Ríos, jefe policial de Lima Sur informó que también se enviaron a los exteriores de dichos camposantos a 97 patrulleros, 95 motos y a 28 canes entrenados por la Policía. “Este plan de vigilancia policial busca la protección de la gente que viene a visitar a sus seres queridos que ya no están, y también mantener el orden público en medio del tumulto”, refirió ayer Ocampo.

El jefe policial brindó estas declaraciones en el cementerio El Ángel, donde presentó al personal que dio seguridad a la población en dicho lugar.

Allí también se instaló una carpa del Ministerio de Salud, donde personal especializado orientó al público para que no deje recipientes con agua para las flores, porque podrían convertirse en criaderos del zancudo que transmite el dengue.


Alejandro Arteaga
Redacción

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD