Reclaman careo en caso Eclipse

Familiares de los cocaleros y otros civiles detenidos desde hace diez meses y acusados de terrorismo en una confusa operación ejecutada por el pasado gobierno, Milagros Salazar, Jely Salvador, Elba Salvador, Yuly Serafín, Rosa Contreras, Rosmery Ruiz, Patricia Macedo y Nora Dávila visitaron LA PRIMERA para contar el drama que viven desde el 26 de noviembre del 2010 cuando sus familiares fueron sacados de sus casas en la denominada Operación Eclipse, sin mayor explicación, y acusados de narcotraficantes y terroristas para ser juzgados en el mismo proceso con el jefe senderista Artemio.

| 18 setiembre 2011 12:09 AM | Actualidad | 2.6k Lecturas
Reclaman careo en caso Eclipse
Familiares de los detenidos demandan justicia.
Familiares de detenidos exigen que los testigos y colaboradores eficaces con identidad protegida que denunciaron a sus parientes sean confrontados con éstos.

Más datos

Un drama también económico

Según Rosa Contreras, la Operación Eclipse ha generado, además de un costo emocional enorme, un impacto económico fuerte, pues hay detenidos cuyos familiares son tan humildes que ni siquiera pueden costearse un viaje a Lima para visitarlos. Por eso, la Cruz Roja ha dispuesto del financiamiento de dos viajes al año para los parientes de los procesados con mandato de detención, para que puedan visitarlos.
2629

Ellas piden que los supuestos testigos y colaboradores eficaces den la cara y digan enfrente de los detenidos, las circunstancias, los lugares, los hechos y las fechas de los supuestos delitos que se les imputa a sus parientes.

EXSENDERISTA
Milagros Salazar, hija de Ebilio Salazar, dueño de un restaurante en Tingo María que fue golpeado y detenido en su propio negocio a las 6 de la mañana de aquel 26 de noviembre en medio de la Operación Eclipse, señaló que un exsenderista conocido en la zona y que se encuentra libre, es el que ha acusado a decenas de pobladores inocentes, solo por congraciarse con la policía y mantener su libertad.

Según contó a LA PRIMERA, se trata de Justiniano Pimentel, conocido en la zona de Paujil en la provincia de Huamalíes, quien fuera detenido en el 2008 y liberado en el 2009 por delito de terrorismo. Él también estaría comprendido en la Operación Eclipse, pero inexplicablemente anda suelto en las calles de Lima según detalla Salazar.

Otra de las familiares, la esposa de Juanito Dávila, quien se encuentra preso en el penal Castro Castro, al escuchar el nombre de Justiniano Pimentel, señaló que él también es conocido por la zona de Aucayacu, donde fue capturado su esposo junto a otros pobladores.

Ambas señalaron que en ese caso se trata de un conocido senderista que ha dado nombres indiscriminadamente de pobladores que nada tienen que ver con el narcotráfico ni con Sendero, pero que hoy se encuentran presos para justificar la cooperación internacional estadounidense antidrogas.

Incluso, muchos de los involucrados por los testimonios han sido víctimas de la violencia interna. Es el caso de Felisa Rojas Tello, mujer de 69 años que fue tomada presa cuando fue a ver a su hija a la Dirandro, Hermelinda Salvador, también comprendida en el caso Eclipse, pero que debido a su enfermedad solo se quedó presa una semana, hasta que le cambiaron el mandato de detención por el de comparecencia.

A pesar de contar con el registro de víctima de la violencia interna con el código P10004138, pues su esposo Don Enrique Salvador Acosta, fundador del pueblo de Palo de Acero, fue asesinado por Sendero Luminoso, Felisa Rojas ha sido comprendida en el proceso judicial de la operación eclipse.

CAPTURA INDISCRIMINADA
Los familiares desmintieron que haya habido una investigación de dos años como señaló la policía, pues en el atestado policial, denuncia fiscal, Auto Apertorio de Instrucción y demás documentos del expediente judicial, la única prueba es la declaración testimonial.

Muchos de los comprendidos en el proceso trabajaban desde hace años en Lima, como Jesús Enrique Salvador Rojas, actualmente no habido, quien se desempeñaba como chofer de combi.

Igualmente, el taxista Diego Poma, cuya mujer, Hermelinda Salvador tenía un hospedaje en San Juan de Lurigancho, construido con un crédito de Mibanco. Ambos fueron capturados dejando a sus tres menores hijos al cuidado de parientes.

Tanta fue la arbitrariedad que tuvo que corregirse algunos de los mayores excesos como el de Angélica Sulca Salvador quien fuera sacada del proceso al comprobarse que se trataba de una estudiante inocente.


Carlos Alonso Bedoya
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD