Procesión se vivió como en octubre

Fueron miles de personas las que ayer abarrotaron las calles del centro de Lima acompañando la imagen del Señor de los Milagros, como parte de las actividades por Semana Santa. Pese a que las autoridades recomendaron no llevar niños a esta procesión extraordinaria de la venerada imagen del Cristo Moreno, fueron los niños los más emocionados durante el recorrido que se inicio en el santuario de las Nazarenas desde las 5 y 45 de la mañana.

| 07 abril 2012 12:04 AM | Actualidad | 2.1k Lecturas
Procesión se vivió como en octubre
Fieles llenaron calles limeñas acompañando a la sagrada imagen del Señor de los Milagros.
Miles recorrieron junto al Señor de los Milagros, calles de Lima en Viernes Santo. Las Siete Palabras fueron adaptadas a realidad peruana.
2108

Los miembros del directorio general de la Hermandad y de las 20 cuadrillas de hermanos cargadores, se encargaron de llevar al Señor de los Milagros por el jirón Huancavelica, Miro Quesada y luego el jirón Carabaya, siempre seguida de las sahumadoras y cantoras, además de efectivos de la Policía Nacional y serenos del municipio de Lima.

“Desde el año 2000 que se inició este recorrido de la imagen del Señor de los Milagros en Semana Santa, acompaño a la imagen, agradeciéndole por la vida y pidiéndole que aumente la fe en los católicos”, señaló Carmen Quiñones (65), quien junto a sus hijas siguió el recorrido procesional.

El intenso calor registrado ayer en la capital no fue impedimento para que los fieles siguieran a la sagrada imagen, por las cuadras de su recorrido hasta la Basílica Catedral de Lima, lugar en el que la efigie permaneció durante el Sermón de las Siete Palabras y la Celebración de la Pasión, luego de lo cual retornó a su monasterio.

Siete palabras
Con la explicación de lo que significa la frase “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen”, pronunciada por Jesús en la cruz antes de morir, se inició en la Catedral de Lima la tradicional reflexión sobre las 7 palaras, en presencia de cientos de fieles que asistieron a ese recinto religioso.

La explicación de la primera frase estuvo a cargo del director de la Oficina Pastoral del Arzobispado de Lima, Juan Carlos Riva, quien manifestó que no se trató de un juicio benevolente de Jesús sino que “en verdad la población que lo condenaba no sabía lo que hacía”.

Refirió que en la actualidad las personas crucifican nuevamente a Jesús cada que son indiferentes ante las necesidades del prójimo, o cuando se dejan llevar por pasiones infames.

Se refirió a los casos de infidelidad, a la aceptación de una coima, las injurias y difamación de las personas, al maltrato a los hijos o a la pareja, así como a las autoridades que no escuchan a su pueblo y a las mujeres que optan por el aborto.

Las otras palabras explicadas por otros religiosos fueron: “En verdad te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso”, “Madre he ahí tu hijo, hijo he ahí tu madre”, “Dios mío, Dios mío por qué me has desamparado”, “Tengo sed”, “Todo está consumado” y “Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu”.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD