Pozo de los deseos recibió miles de fieles

Masiva presencia de católicos provenientes de diferentes distritos de Lima en el Santuario de Santa Rosa para depositar por escrito sus deseos, anhelos y otras peticiones.

| 31 agosto 2012 12:08 AM | Actualidad | 2.7k Lecturas
Pozo de los deseos recibió miles de fieles
Miles de devotos echaron sus peticiones al Pozo de los deseos.
2720

Una inmensa cola que rodeaba el convento de Santa Rosa de Lima formaron los miles de fieles, quienes llegaron al lugar para honrar a la patrona de las Américas, las Filipinas, y la Policía, y hacerle presente sus diversos pedidos en el tradicional pozo de los deseos.

Desde las cinco de la mañana, cientos de personas formaron en los exteriores del santuario para ser los primeros en ingresar y arrojar su carta al pozo para pedirle que les cumpla milagros y deseos. La policía y el serenazgo capitalino ya se encontraban en el lugar para mantener el orden en el lugar.

A pesar de la presencia policial, la pasión de los feligreses dentro del lugar propició algunos episodios de desorden a lo largo de la mañana. Incluso cinco menores de edad se extraviaron, por lo que fueron puestos al cuidado de agentes del orden, quienes instalaron una carpa de asistencia al lado del santuario.

Precisamente un total de 500 efectivos se encargaron de mantener la seguridad dentro y fuera del convento. En la avenida Tacna, donde se formaba la cola que rodeaba el local santo, la policía montada se encargó de facilitar el libre desplazamiento de los miles de transeúntes.

Juan José Ungidos, el sacerdote del templo de Santa Rosa de Lima, explicó que la fe de las personas se mantiene todo el año, sin embargo, en esta época se desborda, y de ahí la congestión. Sin embargo, las medidas tomadas permiten celebrar esta festividad con la mayor de la seguridad.

“Llevo aquí 10 diez años y siempre lo veo todo lleno. Todo el año el año vienen los fieles, pero siempre en agosto todo se desborda. La devoción va creciendo, y no solo aquí porque llegan personas de otros países como Argentina, Estados Unidos”, explicó.

Una de las visitantes de Lima, Samanta Piscoya, explicó que ya es una costumbre llegar hasta el santuario para pedir, principalmente, por el bienestar de sus seres queridos. Ella estuvo acompañada de su menor hijo.

“Vengo aquí desde hace más de 15 años y siempre pido por la salud de mi familia. Ahora vine con mi hijo. Es la primera vez que viene y está muy feliz. Él ha pedido por mí, por su papá y sus abuelitos. Le he enseñado a pedir lo bueno para sus seres queridos”, explicó.


Roger Chuquín
Redacción

Loading...


En este artículo: | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD