Plan de DDHH sin injerencias

Aunque la Constitución Política dice que el Perú es un Estado laico, esto es falso en la práctica, pues la Iglesia Católica representa un sector de tanto poder, que, incluso, determina o influye enormemente en las decisiones que el gobierno vaya a tomar, como por ejemplo, en el nuevo Plan de Derechos Humanos, explicó Rossina Guerrero, directora general del Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos (Promsex).

| 14 febrero 2013 12:02 AM | Actualidad | 1.4k Lecturas
Plan de DDHH sin injerencias
Mujeres reclaman al Estado despenalizar el aborto por violación.
Rossina Guerrero, de Promsex, afirma que nuevo Plan de Derechos Humanos debe estar libre de las intromisiones de la Iglesia Católica.
1416

En este sentido, señaló que al menos el 30% de las muertes femeninas pudieron ser evitadas si es que el Estado hubiera implementado el protocolo del aborto terapéutico, documento con el que las mujeres pueden decidir sobre su propio cuerpo, y que ha sido validado por varias organizaciones internacionales, como Naciones Unidas.

Según refirió, la Iglesia Católica contemplaba que detener el embarazo es una práctica que no puede permitirse pese a que la gestante corre el peligro de morir. Dijo que las autoridades deben poner fin a esta penosa realidad.

“En noviembre del año pasado, el Comité contra la Tortura de las Naciones Unidas le dijo al Perú que debía despenalizar el aborto por violación, y el que pone en riesgo la vida de la mujer, pero hace ocho años que el Estado dice que está trabajando en esto. Lo que pasa es que la Iglesia impone sus ideas y el gobierno no actúa como un verdadero Estado laico”, explicó.

De elaborarse correctamente el Plan de Derechos Humanos, y de aplicarse a cabalidad, podrían evitarse casos como el de las menores KL y LC, quienes sufrieron daños psicológicos y físicos luego de que se les negara el derecho del aborto terapéutico. La primera dio a luz a un bebé sin cerebro, destinado a morir, mientras que la segunda quedó cuadripléjica tras intentar suicidarse por ser obligada a tener un bebé producto de una violación.

IGUALDAD PARA TODOS
No obstante, Guerrero manifestó que no solo las mujeres serán favorecidas por el Plan de Derechos Humanos, sino que implica también la igualdad entre las personas, y la despenalización de las relaciones sexuales consentidas.

Señaló, demás, que el Plan, rediseñado varias veces por recomendación de la Iglesia, no contempla la unión de personas del mismo sexo, lo cual, dijo, es usado por la “fe” para desacreditar la propuesta; y añadió que el fin supremo es la igualdad entre todos.


Roger Chuquín
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD