Piden revisar Acuerdo Energético Perú-Brasil

Protestas en Puno y Madre de Dios por posible construcción de hidroeléctricas se suman a preocupación por cuánta electricidad le corresponde al Perú y cuánta a Brasil.

| 27 agosto 2011 12:08 AM | Actualidad | 2.1k Lecturas
Piden revisar Acuerdo Energético Perú Brasil
Un acuerdo energético a costa de la vida de pobladores no sería justo.
2193

El Acuerdo Energético Perú-Brasil debe ser revisado por las autoridades competentes del nuevo gobierno del presidente Ollanta Humala y el Congreso de la República, debido a los problemas que podría ocasionar en las poblaciones indígenas, los daños que ocasionaría en el medio ambiente y los beneficios energéticos que obtendría el Perú, que hasta el momento no se saben exactamente cuantos serán.

La organización, Derecho, Ambiente y Recursos Naturales (DAR), es la impulsora de la revisión del acuerdo que en junio del año pasado, durante el gobierno de Alan García se firmó a pesar de las protestas y comunicados hechos por las poblaciones indígenas en Madre de Dios y Puno. Sin embargo, las empresas han empezado a funcionar independientemente gracias a concesiones temporales con empresas como Odebretch. Las concesiones temporales son por un tiempo de dos años con alargue de un año, donde las empresas realizan estudios de factibilidad.

DAR inició una campaña denominada “Los peruanos necesitamos un tigre que defienda nuestros negocios”, que es representada por un personaje con la cara del felino y que solo pide revisar bien el acuerdo.

Los proyectos
Los cinco proyectos de centrales hidroeléctricas que comprende el acuerdo son las centrales de Inambari, Paquitzapango, Tambo 40, Tambo 60 y Mainique. Muchas de estas, han afectado a poblaciones como la comunidad Ashaninka del río Ene, que han denunciado que no hubo consulta previa sobre el acuerdo así como el incumplimiento del convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo.

El Acuerdo entre Perú y Brasil para el Suministro de Electricidad al Perú y Exportación de Excedentes al Brasil, tendrá una vigencia de 50 años pero no se ha especificado hasta el momento cuanto es lo que le corresponde al Perú y mucho menos cuanto es el excedente que le correspondería al Brasil.

Hablan afectados
Ruth Buendía, representante de la comunidad Ashaninka del río Ene y afectada por los trabajos de la central hidroeléctrica de Pakitzapango, acudió a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y luego de unos meses dicha comisión emitió una recomendación al Estado peruano para que vele por los derechos de los pobladores. “Cuando estábamos, el año pasado, en la CIDH nos encontramos con representantes del ministerio de Energía y Minas y uno de ellos me dijo: ¿Para qué reclaman si ya tienen un parque nacional?”, contó la representante indígena.

Agregó que su población se enteró por conocidos en el gobierno regional del proyecto energético y nunca fueron consultados, ahora espera que se acate la recomendación de la CIDH y no se genere el desplazamiento de su población por el funcionamiento de la central energética.

Los representantes de DAR y de la comunidad Ashaninka dijeron que no están en contra de las inversiones extranjeras ni de proyectos de desarrollo, pero la forma en que se aprobó el Acuerdo Energético Perú y Brasil no fue la mejor. Una de las preocupaciones son la seguridad energética nacional ya que el acuerdo compromete a exportar los excedentes de electricidad a Brasil sin que sepamos cuánta electricidad necesitaremos para cubrir la necesidad interna y si se quiere modificar el acuerdo se tendrá que esperar 15 años porque así está estipulado. De otro lado, señalaron que las disposiciones en materia socio ambiental son muy generales a pesar que en el Perú es la primera vez que se construirán centrales hidroeléctricas con grandes embalses en la Amazonía peruana.


Alejandro Arteaga
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD