Paralización de La Oroya pone a industria en crisis

Los tres años de paralización de las actividades del Complejo Metalúrgico de La Oroya, no solo han mermado la economía de la población de la provincia de Yauli, sino también está afectando el desarrollo de la industria a nivel nacional, según refieren los ingenieros metalurgistas Carlos Villachica y Óscar Tinoco. Para Óscar Tinoco, presidente del capítulo de Metalurgia del Colegio de Ingenieros del Perú, esta problemática arrastra la paralización de las industrias y la caída de la competitividad de las manufacturas nacionales para el mercado interno y para la exportación.

| 26 abril 2012 12:04 AM | Actualidad | 2.1k Lecturas
Paralización de La Oroya pone a industria en crisis
Advierten expertos y piden que Estado apoye el reinicio de las Operaciones del Complejo Metalúrgico para paliar efectos de la escasez de metales.

Más datos

SIN REFINERÍA

- Carlos Villachica señala que en el Perú no hay refinería que tenga la capacidad del Complejo Metalúrgico de procesar los concentrados que produce el país y si no se da la oportunidad de reiniciar las operaciones, la gente que exporta mineral va a seguir ganando y el eterno perdedor siempre será el Perú.

“De repente la próxima refinería como de La Oroya, tal vez la ponen en Chile, que está reactivando sus fundiciones y nosotros vamos a seguir perdiendo”, termina el experto.
2169

“Como Colegio de Ingenieros realizamos un foro metalúrgico hace un mes y analizamos la problemática de Doe Run Perú y del Complejo Metalúrgicom debido a que actualmente sufrimos escasez de metales, y en el país hay una fuerte demanda de cobre, plomo, plata y éstos no están siendo abastecidos en la industria local, ya que la única empresa que cumplía esa función era el Complejo Metalúrgico de La Oroya”, expresó.

GRAN PÉRDIDA
Por ello, el ingeniero refiere que las conclusiones del foro exhortaban al gobierno a apoyar el reinicio de las operaciones del Complejo Metalúrgico con Doe Run Perú, para completar esta escasez de metales, teniendo en cuenta que el Perú pierde 500 millones de dólares anuales, por la paralización del complejo metalúrgico.

“Esa pérdida es en impuestos, pero además la industria está perdiendo porque no tienen capacidad de compra. El país ha bajado su consumo y demanda metales cuya escasez afecta una serie de actividades como la industria del calzado, la joyería y otras” menciona Tinoco.

Para el presidente del capítulo de Metalurgia del Colegio de Ingenieros del Perú, el Estado tiene toda la voluntad de hacerlo, pero lamentablemente, después se ha visto que hay empresas y personas interesadas en que este complejo se trunque y se paralice la operación de Doe Run Perú.

NUEVO OPERADOR COMPLICARÍA PROCESO
Consultado sobre si la solución a la problemática de La Oroya y la industria estaría en el ingreso de un nuevo operador al Complejo Metalúrgico, Óscar Tinoco precisó que esto solo complicaría más un proceso, de por sí, difícil.

“Si ahora se pretende incluir a una segunda empresa como operador, se complicaría más todo, porque Doe Run Perú tiene un compromiso de acción prácticamente asumido y lo ha desarrollado. Dijo que iba a invertir 210 millones de PAMA (Programa de Adecuación y Manejo Ambiental) y ha invertido 320. Solamente falta completar la planta de ácido sulfúrico del circuito de cobre, para iniciar la operación”, asegura.

Para Tinoco, el problema pasa por una serie de responsabilidades que no ha cumplido el Estado desde 1997, cuando se privatiza Centromin Perú y el ministro de Energía y Minas, Jorge Merino, está al tanto de eso.

“En este caso hay una responsabilidad del Estado y éste no ha cumplido con el saneamiento de los suelos de la contaminación de plomo, y han ido pasando de gobierno a gobierno hasta recaer como una bomba de tiempo al presidente Humala”, dice.

PERSONAL CAPACITADO
A su turno, el destacado metalurgista Carlos Villachica, uno de los consultores en el tema más reconocido en todo Latinoamérica, asegura que en la última reunión de metalurgistas se acordó nombrar a los trabajadores de La Oroya, como patrimonio nacional.

“La importancia del Complejo Metalúrgico, no solo está en abastecer la demanda interna y externa de metales, sino también en que es una fuente única de capacitación. Lo que se aprende y ofrece La Oroya, no se aprende en las universidades, lo que aprendí en La Oroya, me ha servido toda mi vida y ahora soy uno de los consultores más reconocidos a nivel de Latinoamérica y ya he ganado cuatro premios nacionales, nada de eso hubiera sido posible, si no hubiese estado en la fundición”, afirma.

Asimismo, Villachica expresa que si se deja de operar el Complejo Metalúrgico se estaría perdiendo 90 años de tradición metalurgista en el país y por ello considera que para la solución de este conflicto todos los involucrados deben ceder y ponerse de acuerdo.

“Puede quedar la refinería y alguien puede intentarla operar en tres o cuatro años, pero ahora, si la cierran, se pierde una valiosa fuerza laboral”, precisa.


Rocío Vara
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD