Padrastro tenía antecedentes penales

Pensó que podía eludir a la justicia acudiendo a la comisaría tras romperle la nariz a su pequeño e indefenso hijastro de solo 5 años de edad, pero el repudio e indignación que causó este hecho en la capital hizo que las autoridades actúen rápidamente e inicien una investigación con el agresor tras las rejas.

| 28 enero 2015 03:01 PM | Actualidad | 1.9k Lecturas
Padrastro tenía antecedentes penales
Padrastro tenía antecedentes penales
1956

Luis Alfonso Tasayco (55) llegó a la comisaría de San Isidro a las 2 de la tarde. Con lentes oscuros y semblante tranquilo ingresó a la delegación. Lo primero que hizo fue negar ante las autoridades que haya golpeado al menor y adujo que el sangrado fue producto de un accidente.

Sin embargo, el golpe en la nariz del menor señalaba todo lo contrario. Las conclusiones de los primeros análisis indicaron que hubo una fuerza externa que hizo que se rompiera la nariz.

Luego de ser interrogado por dos horas, Tasayco fue trasladado enmarrocado al Ministerio Público en calidad de detenido para una investigación que determine exactamente qué delito cometió.

ANTECEDENTES

La Policía también informó que el agresor contaba con antecedentes penales. “Él ha purgado cárcel en el penal San Pedro por los delitos de hurto agravado y falsificación genérica en el 2011”, detalló el jefe de la División Territorial Sur 1, coronel Santiago Alocén.

A su turno, las dos principales testigos del abuso ratificaron sus denuncias. “El señor salió con el niño de un restaurante en Corpac y lo estaba abofeteando mientras lo llevaba al auto”, contó una trabajadora municipal que se encontraba en la zona, identificada como Carmen Gallegos.

Es ese momento, Romy Schroth, alertada por los gritos, salió a grabar a Tasayco y al niño. “Él golpeó al menor contra el asiento del auto y fue entonces que nos percatamos de que estaba sangrando por la nariz”, contó indignada Schroth, quien manifestó que la madre del menor, Patricia Zevallos, la tildó de loca por denunciar el hecho.

EL PADRE

De otro lado, el padre biológico del niño, Martín Baca Leiva, expresó que tomará todas las medidas necesarias para recuperar a su hijo, pues su esposa “lo separó de él”. Baca también tiene una orden de restricción para acercarse a sus tres menores hijos por una denuncia de agresión.

El niño agredido fue evaluado física y psicológicamente por el médico legista. El menor quedó bajo el resguardo de la Sexta Fiscalía Provincial de Familia de Lima, a cargo de Leticia Silva Chávez.

A pesar del condenable hecho, éste sería considerado solo como “una falta”. “Las leyes indican que si la agresión deja incapacitada a la persona por menos de 10 días, solo es una falta. Si lo deja grave por más de 30 días, recién se aplica una pena máxima de 10 años”, explicó el decano del Colegio de Abogados de Lima, Mario Amoretti.

ADEMÁS

A pesar de que en un inicio la madre del menor, la abogada Patricia Zevallos, no quiso apoyar con las investigaciones, la denuncia ya está a cargo del Ministerio Público, que continuará con el caso hasta el final. El organismo tomará en cuenta la filmación que muestra al niño sangrando, así como las declaraciones de los testigos.

Andy Livise


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | |


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital