Otra vez el horror: 14 muertos

A tres meses de la muerte de 29 internos en centro de rehabilitación clandestino, la tragedia se repitió, casi calcada, aunque esta vez fueron 14 las víctimas carbonizadas. Familiares pagaban 500 soles mensuales y les garantizaron personal las 24 horas del día.

| 06 mayo 2012 12:05 AM | Actualidad | 1.6k Lecturas
Otra vez el horror: 14 muertos
Internos murieron asfixiados y calcinados dentro de centro de rehabilitación.

Más datos

PEDÍAN AUXILIO

“Agradezco a Dios por estar vivo (…) Escuché a mis compañeros pedir auxilio pero no pude ayudarlos”, dijo sobreviviente.
1659

Encerrados como presos de su desastroso destino murieron en la madrugada de ayer 14 internos, entre ellos tres menores de edad, durante un incendio en el centro de rehabilitación para adictos “Sagrado Corazón de Jesús”, en Chosica.

Según reporte del cuerpo de bomberos el siniestro se inició aproximadamente a las 3:30 de la mañana en el local ubicado en la manzana A, lote 9, de la urbanización San Alberto, en Chosica. A diferencia del centro de rehabilitación “Cristo es amor”, que funcionaba de manera clandestina en San Juan de Lurigancho y en el que murieron 29 personas en enero pasado, el local de Chosica sí contaba con todos los permisos municipales y del Ministerio de Salud.

El alcalde de Chosica, Luis Bueno, confirmó a LA PRIMERA que el centro de rehabilitación incendiado ayer contaba con licencia de funcionamiento desde hace un año y con el permiso del Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci). “Hasta hace cuatro meses fue inspeccionado por la fiscalía distrital de Lima y categorizado por el Ministerio de Salud”, indicó Bueno. Además, informó que los cuatro sobrevivientes de la tragedia presentaban heridas, quemaduras y fracturas en diferentes partes del cuerpo por lo que fueron trasladados al Hospital Central de Chosica.

Por su parte, el comandante Fernando Campos, del Cuerpo General de Bomberos, señaló que las puertas del local de rehabilitación estaban cerradas con candados, y las ventanas tenían rejas. “Hemos utilizado herramientas para abrirlas. Ellos no pudieron escapar”, relató el comandante.

Campos aseguró que de los 14 cadáveres, 13 murieron en el segundo piso en las habitaciones y pasadizos y uno en el primer piso al parecer producto de la asfixia.


Desconsolados familiares se enteraron de la muerte de pariente.

PAGABAN 500 SOLES
El padre del interno Giorgio Postillo Borda, Ángel Postillo, contó que pagaba mensualmente 500 soles por servicio de alimentación y atención médica en el centro siniestrado.

“Me pedían 500 soles mensuales, por eso le daban alimentación, médico, sicólogo y pedían sábanas y almohadas. No había trato directo, yo lo miraba por la cortina de una ventana. Durante los primeros 3 meses nos dijeron que no debíamos verlo. Él llevaba año y medio internado. Vi que todo (en el centro de rehabilitación) estaba en regla”, dijo.

Ángel Postillo también explicó que el director de la institución, Carlos Tapia, les dijo que había personal perenne con llaves para atender cualquier problema. “No sé por qué no abrieron las puertas (de los cuartos de los internos), no nos han explicado”, reclamó.

“Cuando ocurrió el incendio los internos habrán hecho laberinto. Cuando ingresé después del incendio vi las rejas cortadas, como si hubieran querido salir por la ventana”, agregó.

Por su parte, la madre del interno fallecido Marco Antonio Céspedes Rujjel (18), Ángela Rujjel, precisó que por cuarto habían 4 internos que compartían dos camarotes y que las puertas solo se abrían con las llaves que tenía el mismo personal del centro de rehabilitación.

CAUSAS DEL SINIESTRO
Según información manejada por la Municipalidad de Chosica y vecinos, el siniestro se habría originado luego que un interno prendiera fuego a un colchón en medio de una pelea de compañeros que intentaban escapar.

“Se menciona que un interno quiso escapar, los otros no lo dejaron, pelearon y un joven prendió el colchón y parece que les aventó encima a los otros”.

El burgomaestre chosicano manifestó que esa no sería la única hipótesis que se maneja sobre las causas de este incendio. “También testigos afirman que la tragedia habría sido ocasionado por restos de cigarro que algunos internos arrojaron en el ambiente tras estar fumando”, agregó. Una vecina del lugar contó que era común escuchar en las madrugadas golpes en las paredes del local siniestrado pero solo por momentos, sin embargo, la noche de la tragedia la bulla era intensa y luego se percataron del humo que salía de las ventanas.

Carlos Tapia Vargas, representante legal del referido centro de rehabilitación, fue llevado a la fiscalía de Chosica para ser interrogado sobre el penoso suceso. El interrogatorio fue dirigido por el fiscal de Turno, Ana María Cuba.

Uno de los cuatro sobrevivientes del incendio identificado como Luis Zevallos, dijo sentirse consternado por la tragedia y agradeció a Dios por haber logrado escapar del fuego.

Relató que apenas sintió el humo y las primeras llamaradas salió del local por una puerta que había en el primer piso, aunque no dio detalles de cómo logro hacerlo cuando sus compañeros quedaron atrapados debido a que las puertas y las rejas estaban cerradas.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD