Odebrecht: el cáncer expandido de la corrupción

El caso Odebrecht es, sin duda, el suceso de corrupción más grande visto en los últimos años América Latina. Una decena de países de la región a través de sus funcionarios públicos están involucrados en hechos de soborno que tenían como objetivo ganar las licitaciones de proyectos de obras públicas: el Perú es uno de ellos.

18 enero 2017 04:01 PM | 4k Lecturas
Odebrecht: el cáncer expandido de la corrupción
Odebrecht: el cáncer expandido de la corrupción
Por: Alan Cachay

Más datos

Argentina, Brasil, Colombia, República Dominicana, Ecuador, Guatemala, México, Panamá, Perú y Venezuela son las naciones comprometidas en los actos de soborno.
4041

Merced a un tratado de colaboración entre la empresa brasileña y el Departamento de Justicia de Estados Unidos se sabe que en nuestro país los casos de corrupción fijarían sus comienzos en el año 2005 y se habrían extendido hasta el año 2014. Las sumas que habrían ido a parar a los bolsillos de funcionarios públicos peruanos -todos de alto perfil- ascenderían a 29 millones de dólares y que a su vez habrían generado para la transnacional constructora un beneficio económico de 1400 millones de dólares. Los gobiernos bajo sospecha son los de Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala.

Odebrecht es un conglomerado brasileño dedicado a la ingeniería y la construcción. Participa en la manufactura de productos químicos y petroquímicos igualmente. Fue fundada en 1944, Tiene operaciones en Sudamérica, América Central y el Caribe, Norteamérica, África, Europa y el Medio Oriente.

Según las informaciones disponibles las contratos involucrados serían numerosos pero hasta el momento únicamente dos obras públicas han sido referenciadas: la primera data del año 2005 y se trata de una licitación de infraestructura, los indicios señalarían al proyecto de la Carretera Interoceánica; la segunda fija su fecha en el año 2008, tiene el perfil de un proyecto de transportes y sería el proyecto de la Línea 1 del Metro de Lima.

Frente al escándalo, el gobierno ya ha iniciado las pesquisas pertinentes y los primeros resultados se vienen manifestando; sin embargo la celeridad de las investigaciones depende de la disposición del gobierno brasileño para realizar sus indagaciones pues su jurisdicción es la fuente original de los delitos. No obstante, especialistas en la lucha contra corrupción sostienen que la justicia peruana debe llevar un proceso de investigación paralelo para apresurar el descubrimiento de los funcionarios públicos nacionales que se dejaron corromper por Odebrecht en desmedro de los intereses de todos los peruanos.

Alan Cachay

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



Fuente: > Alan Cachay
La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital