Nuevo sistema contra el hacinamiento y corrupción

El jefe del Instituto Nacional Penitenciario, (INPE) José Luis Pérez Guadalupe, dijo que su labor para acabar con el hacinamiento en los penales se enfocará en la construcción de cárceles modernas fuera de Lima y que para ello, pueden venderse los terrenos de las cárceles en Lima para construir prisiones con todos los servicios. “Hay tres soluciones contra el hacinamiento: que entre menos gente, salga más gente o construir más penales. Mi trabajado se concentra en el último punto”, dijo.

Por Diario La Primera | 20 ago 2012 |    
Nuevo sistema contra el hacinamiento y corrupción
Estamos trabajando con dedicación, dice.
ENTREVISTA AL JEFE DEL INPE, LUIS PÉREZ GUADALUPE

Más datos

SANCIONES DRÁSTICAS
Lucha para atacar la corrupción

—Es conocida la corrupción dentro del sistema penitenciario.
—Hay una cifra contundente y es que hemos sancionado 276 trabajadores en un año de gestión, entre el 2006 y 2010 fueron 38. Sanciones de destitución, 32 versus 7; cese temporal que es hasta un año, 132 versus 10; suspensión hasta un mes, 67 versus 15.

—En el control de ingreso de armas y drogas ¿Cuáles son las medidas?
—Hay dos tipos de sistema para detectar drogas, solo uno lo hace dentro de las cavidades del cuerpo, el body scan, por eso hemos reactivado la unidad canina. Los celulares y las armas sí salen en los rayos X y los hay en un buen número de penales, además hay detectores de metales manuales. En Castro Castro hay un body scan pero no en todos los penales por eso estamos haciendo un estudio de mercado para adquirirlos. A Ancón II y Fátima llega un body scan y uno de rayos X para paquetes. El gran proyecto de seguridad penitenciaria que incluye bloqueadores de celulares, cámaras de seguridad, rayos X, está en Proinversión, a través de un privado que lo hace gratis y gana la exclusividad.

—En un rápido análisis ¿Qué logros resalta de su gestión en el Inpe?
—Puedo traer estadísticas de expedientes de hechos, hemos pasado de 19 proyectos de infraestructura y ahora tenemos 77 proyectos en estudio y ejecución. Este año hemos conseguido el apoyo de este gobierno para que entren mil empleados penitenciarios, 400 a fines de este mes y 600 a fines de diciembre.

Puedes comenzar diciendo vamos a comprar 600 armas y toda una recatafila de buses pero lo más importante es cambiar la cultura organizacional, eso es difícil, el cambio comienza a través de la confianza del personal a la gestión porque la mayoría de los jefes del Inpe no pasaban de los 7 meses, ese proceso de cambio ha sido relevante con el ingreso de 8 gerentes públicos de Servir (Autoridad Nacional del Servicio Civil).

—En el sistema de infraestructura en penales encontraron muchos errores de las gestiones anteriores ¿En cuánto ha cambiado?
—Nos hemos pasado un año con una infraestructura y trabajando un modelo. Por ejemplo, la mayor corrupción se da en el ingreso de las visitas que entran hasta las celdas, es absurdo, en nuestro nuevo plan de penal las visitas van aparte, no entran a las celdas ni al pabellón, habrá un lugar especial de visitas; eso implica un cambio radical en cultura canera.

—Van a trabajar con empresas privadas para el proyecto de los nuevos penales ¿Qué parte cumplen ellos?
—Nosotros hacemos el modelo del penal y no la empresa privada. La institución es la que tiene que decir qué es lo que quiere aunque lo que hay es un desorden completo en la construcción de penales.

—¿En qué niveles?
—Por ejemplo, Piedras Gordas lo construyó una empresa argentina, los sockets y las tuberías son argentinas. Si se malogran no podemos cambiarlas, eso es absurdo. Otra fue en un penal de Huánuco, cuando se construyó se dieron cuenta que no habían hecho las redes de desagüe, a un solo penal (de Chincha) le hicieron 247 observaciones cuando ya estaba listo para licitar, cada penal tiene un detalle diferente. La Dirección de infraestructura (de gestiones anteriores) diseñaba y ahí quedaba por eso juntamos gente de infraestructura, de seguridad y tratamiento.

—Entonces ¿qué propone para reformar el sistema de infraestructura en penales?
—Hace 20 años, España logró estandarizar sus modelos de penales y hace 20 años no se escapa un preso ahí. Ese es nuestro objetivo, que todos los penales sean iguales en infraestructura. Ampliaremos la capacidad de albergue, con la construcción de nuevos penales estimamos llegar a 106 mil presos al 2016.

—El penal de Lurigancho, de Mujeres de Chorrillos y San Jorge serán reubicados fuera de la ciudad. ¿En qué consiste ese proyecto?
—Chorrillos con dos hectáreas y 20 mil metros cuadrados podría costar 20 millones de dólares, por ejemplo, con eso me construyo un penal moderno con todos los servicios fuera de la ciudad. Se lanza el proyecto y quien paga más por ese terreno gana, con eso al privado le piden que construya un penal y le damos el modelo para que lo construya con cinco requisitos: Acceso a pistas, agua y desagüe, electricidad, licencia social y licencia ambiental. Al privado le conviene construirlo cuanto antes, todo lo hace Proinversión (Agencia de Promoción de la Inversión Privada).

—¿Por qué trabajar con Proinversión?
—Porque ahorramos tiempo. En los últimos penales, como Piedras Gordas II, desde que entró al banco de proyectos del Snip pasó 7 años y un mes. Nuestro ideal es bajar ese tiempo a la mitad. El privado lo construirá mucho más rápido luego hacemos la supervisión, una vez hecho el traslado les entregamos el penal que le vendimos.

—¿Hacerlo fuera de Lima es menos costoso?
—El Penal de San Jorge en pleno centro cuesta millones; pero fuera de Lima cuesta a precio mucho más bajo.

—¿El Ministerio de Economía y Finanzas ya tiene listos los presupuestos?
—No todo es pedirle plata al Ministerio de Economía. Estamos viendo canjear obras por impuestos, ya detectamos qué gobiernos regionales tienen canon y no lo gastan, eso podrían invertirlo en penales.

—Muchos gobiernos regionales no saben cómo usar su canon minero ¿cómo los convencerán de hacerlo construyendo penales?
—El próximo año tendremos 27 expedientes técnicos, listos para licitar, para ir con los gobiernos regionales. En enero ya podremos empezar. Hay un compromiso del Ministerio de Economía y es en medida que vayamos gastando mostramos las obras listas.

HACINAMIENTO EN LAS CÁRCELES

—El problema del hacinamiento y la sobrepoblación son dos temas que durante gestiones consecutivas no se han superado. ¿Qué han propuesto?
—Hay tres soluciones: que entre menos gente, salga más gente o construir más penales. De la tercera nos encargamos nosotros pero las dos primeras no dependen del Inpe sino del Poder Judicial, sus estadísticas dicen que 40% estuvieron menos de tres meses en la cárcel, es decir, nunca debieron entrar.

—El control de ingreso de presos a las cárceles se está presentando como una traba para combatir el hacinamiento. ¿Qué salida queda?
—Apostamos a que entre menos gente y que salga más gente con beneficios penitenciarios. Chile acaba de sacar 6000 presos de sus cárceles en este año con una ley contra el hacinamiento, son gente que está por cumplir sus condenas o con delitos menores, aquí se han cortado todos los beneficios penitenciarios.


Marita Samanez
Redacción


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.