Máquina que mide la calidad de las fibras de alpaca y vicuña

Según el Ministerio de Agricultura y Riego (MINAGRI) y el último censo realizado el 2012 el Perú es el primer productor de fibras de vicuña y alpaca a nivel mundial, no basta con decir que en el territorio peruano habitan mas del ochenta por ciento de la población mundial de alpacas (3,5 millones) y que la industria textil le brinda trabajo a casi 120 000 familias si no también que más de un millón de campesinos peruanos crían alpacas.

28 febrero 2017 08:02 AM | 1.5k Lecturas
Máquina que mide la calidad de las fibras de alpaca y vicuña
Máquina que mide la calidad de las fibras de alpaca y vicuña
Por: Valeria Chuquimez
1528

También hay que tener en cuenta que según el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (MINCETUR), entre enero y noviembre del 2015 el Perú logró exportar a mercados de Estados Unidos, Italia, China y Noruega, 149 millones de dólares en fibra de alpaca.

Pese a todas estas razones, pese a ser el país con mayor producción en cuanto a la mejor fibra textil que pueda existir, los alpaqueros no cuentan con equipos que evalúen la calidad de sus fibras lo que trae grandes riesgos, siendo uno de los más preocupantes el que estén expuestos a engaños o estafas de parte de los compradores y o les paguen lo que deberían pagarles.

El investigador principal, el Dr.Egar Quispe nos comenta: “Lamentablemente, a la fecha en el Perú solo existen tres laboratorios certificados para evaluar la calidad de las fibras, uno de la Universidad Nacional Agraria y dos de la industria privada. Pero sus equipos son importados y muy caros, de modo que el acceso para los productores, artesanos y transformadores es bastante restringido. Por eso los productores venden sus fibras sin conocer completamente su calidad, porque no la pueden medir. Y eso hace que los precios que reciben no resulten los más justos”

SIN TECNONOLOGÍA ENTONCES ¿CÓMO DETERMINAN EL PRECIO?

Es bien sabido que en Perú no contamos con maquinaria accesible, en ninguno de los campos, sobretodo en este en donde los productores de fibra de alpaca tienen que determinar los precios se las fibras basándose en la observación y subjetividad. Lo cual representaría una real desventaja debido a que el ojo humano es incapaz de identificar mediciones exactas, sobre todo cuando se necesita medir en micrones que es la unidad de medida para la fibra de alpaca, Un micrón, micra o micrómetro es la milésima parte de un milímetro, es decir 0.001 mm ¿Cómo podría el ojo humano a simple vista determinar cuántas micras tiene cada fibra? Los alpaqueros solo se basan en los rizos del animal y eso no es suficiente. Las fibras de la lana de alpaca varían entre 15 a 30 micras, lo que vendría a ser un tercio del grosor del pelo humano.

La clasificación de la fibra de alpaca es de acuerdo a su finura y los parámetros de clasificación de a cuerdo a la Norma Técnica Peruana son los siguientes: Royal Alpaca con una fibra de menos de 19 micrones de diámetro, esta vendría a ser la más fina actualmente; la sigue la Baby Alpaca, de 19.1 a 23,0 micrones; Alpaca Fleece, de 23.1 a 26,5 micrones; Alpaca Medium Fleece, de 26.6 a 29.0 micrones; Alpaca Huarizo, de 29.1 a 31.5 micrones; y Alpaca Greusa por encima de los 31.5 micrones.

El Dr. Edgar Quispe agregó “Los productores, profesionales, acopiadores, artesanos y empresarios textiles que utilizan fibras de animales requieren equipos cuyo costo está por encima de los US$ 80,000. Pero nosotros, por menos de la mitad, hemos construido una máquina capaz de medir 7 características tecnológicas y textiles de las fibras de origen animal, en especial de fibras de alpacas, llamas y vicuñas”

LA SOLUCIÓN PUESTA EN MARCHA

Es por esto que un equipo de científicos ha creado una maquina que es fácil de transportar y permitirá que todos los productores midan la calidad de sus fibras permitiéndoles obtener un precio justo por la fibra que sus auquénidos producen.

En el Perú existen dos variedades de alpaca: Huacaya y Suri y abunda más la primera ocupando un 80% de la población de alpacas en total, las alpacas Huacaya tienen una fibra corta, rizada, densa y esponjosa. Sin embargo en Perú no contamos con tecnología propia que nos permita evaluar y certificar la calidad de la fibra, y como ya lo mencioné anteriormente este es un gran problema porque a mayor finura de la fibra, mayor es el precio de esta. Sin embargo actualmente la fibra de alpaca peruana se vende en general en el mercado internacional por 21 dólares por kilo. Un precio muy por debajo de lo que en realidad vale.

La Primera

EL PROYECTO

El líder del proyecto y gerente de la Empresa Maxcorp Technologies S.A.C, el M.Sc. Max Quispe Bonilla señala lo siguiente: “Son muchas las características que determinan la calidad de la fibra, como el factor de confort, tasa de medulación o el rendimiento al lavado, pero la finura y su variabilidad son las características que más repercuten en la calidad”. Su proyecto ha ganado un financiamiento de parte de parte de Cienciactiva de S/. 142, 250 para que pueda desarrollar la maquinaria y software para culminar con la elaboración de su proyecto y ayudar los alpaqueros en una venta justa de sus fibras.

Trabajando en conjunto, el ingeniero electrónico Max Quispe de Maxcorp Technologies S.A.C y el Dr. Edgar Quispe, ingeniero zootecnista de la Universidad Nacional Autónoma de Chota, situada en el departamento de Cajamarca-Perú construyeron el equipo FIBER-EC contando también con el apoyo de ingenieros mecatrónicos y de sistemas, de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) y la UPNA (Navarra-España).

PENSANDO EN TODO

“El FIBER-EC tiene un componente electrónico y otro óptico. El primero controla los motores, la iluminación, los sensores de humedad y temperatura y envía datos a la computadora. El óptico está conformado por una cámara digital, lentes de aumento e iluminación, que vienen a ser como un microscopio digital personalizado. Y también hemos desarrollado e instalado el software, que es el programa de procesamiento digital de imágenes para evaluar la calidad de las fibras de origen animal” fueron las palabras del líder del proyecto el Dr.Edgar Quispe.

Su maquinaria FIBER-EC es portátil ya que está contenido en un maletín resistente a los golpes y corrosión, pesando 16kilos está especializado para trabajar en altitudes de hasta 5,300 msnm ya que ahí se encuentran la mayoría de ganados auquénidos, y soporta una temperatura de hasta -7ºC. El proceso de evaluación le lleva tan solo un minuto por muestra, y tuene procedimientos específicos para la evaluación de diferentes especies, no solo las alpacas que son las mas codiciadas sino también de vicuña, llama, ovinos, cashmere, mohair, vacuno, cabello humano, y su software permite incorporar actualizaciones para medir otro tipo de fibras. Su manipulación y uso son simples.

Su estructura cuenta con delicadas piezas, algunas diseñadas y construidas con una impresora 3D y otras con cortador láser, las piezas de metal fueron especialmente fabricadas en laboratorios de mecánica fina computarizada. Los demás componentes como motores, objetivos ópticos, mini cámara industrial, dispositivos electrónicos y fajas de transmisión fueron importados de Italia y China.

VISIÓN

El visionario investigador principal Dr. Quispe dijo: “El FIBER-EC también abrirá un vasto campo para la investigación y mejoramiento genético de camélidos sudamericanos y ovinos. Su uso podrá irradiarse hacia la mejora genética de especies domésticas productoras de fibra, como también para la conservación de especies silvestres como vicuñas, guanacos y otros. Actualmente contamos con dos equipos FIBER-EC en stock y están en proceso de fabricación otros tres equipos que también evalúan fibras y características de superficie de piel”

Las pruebas ya fueron realizadas en Huancavelica y Junín bajo extremas temperaturas y gran altitud obteniendo un resultado exitoso. Con este proyecto se espera que los productores de fibra de alpaca obtengan un precio justo por sus trabajos, además de poder mejorar la selección genética de las especies. Todo esto para mejorar la calidad de vida de las familias peruanas dedicadas a la industria Textil.

Valeria Chuquimez



Fuente: > Valeria Chuquimez
La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital