Liquidan empresa lider del hilado de punto, y no pagan a los servidores

Un personaje ya conocido por viejas trapacerías, que llegó a firmar una tarjeta de recibo por el dinero que le entregó el exbanco República para coimear a un fiscal, y que ya cuenta con un historial de más 50 empresas liquidadas, y según se dice muchas de ellas con procedimientos fraudulentos, está ahora a cargo de borrar las huellas de la textil Western Cotton SA, otrora conocida como el rey del hilado de punto, y de eludir las obligaciones de pago con sus extrabajadores.

| 24 marzo 2014 09:03 PM | Actualidad | 3.8k Lecturas
Liquidan empresa lider del hilado de punto, y no pagan a los servidores
Movidas empresariales contra los trabajadores
3859

Se trata del abogado Germán Larrieu Bellido, que en el año 2010 aterrizó en la empresa Western Cotton SA, a través de un contrato de asesoría legal y que en el 2012 se convirtió en el liquidador, desde donde ha manejado el cumplimiento de las obligaciones con las artes que ha ganado en años de experiencia.

Western Cotton era una empresa pujante hasta mediados de la primera década de este siglo, con un valor de mercado de 28 millones de dólares, una producción de 950,000 Kg de hilo por mes y una penetración muy fuerte en las tiendas de Gamarra que por entonces iban convirtiéndose en uno de los eslabones más dinámicos de la economía peruana.

En octubre del 2004, el empresario Mario Manzur Chamy, gerente de la empresa, murió en un accidente automovilístico y fue reemplazado por su hermano Pedro que sin duda tanía otros planes. Su principal decisión fue girar hacia el mercado externo desentendiéndose de su mercado natural, lo que derivó en que perdió su influencia en Gamarra y fue sustituido por proveedores chinos e hindúes, y fracasó en consolidarse como exportador existoso. Por otro lado y tal vez viendo las dificultades que se venían acumulando, el nuevo gerente apostó a otras empresas, también de su propiedad, a las que les cedió terrenos, maquinarias y activos de Western Cotton que se fue debilitando cada vez más.

En ese contexto los trabajadores forman un sindicato para actuar unitariamente ante los problemas que se iban haciendo evidentes. La respuesta de la empresa fue, sin embargo, descabezar la organización, despidiendo a sus dirigentes y activistas, con lo que la relación laboral que antes era buena se deterioró rápidamente. En diciembre de 2011, Western Cotton tomó un préstamo del Banco de Crédito por 3 millones 300 mil dólares. Pero dos meses después una reunión de directorio decidió la liquidación y nombró a Larrieu con amplios poderes para ejecutarla. Experto en estos quehaceres el abogado Larrieu demoró siete meses en informar a la SUNAT la nueva situación y mientras tanto transfirió bienes, despidió gente y desmanteló la empresa para que sus acreedores sólo encontraran sus escombros.

Denuncia

Los extrabajadores de Western Cotton S.A., Luis Alberto Effio Vallejos, Juan Carlos Aguirre y Juan Torre Polo, informaron a esta redacción que el abogado Germán Larrieu no quiere pagarles su CTS después de más de dos años desde que salieron de la empresa.

Raúl Wiener


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | |


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital