Lejos de cumplir metas

Esta semana se llevó a cabo en Nueva York la cumbre sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), convocada por las Naciones Unidas (ONU) para revisar los trabajos hechos durante la última década en la lucha contra la pobreza extrema, el hambre, la enfermedad y la desigualdad.

Por Diario La Primera | 25 set 2010 |    
Lejos de cumplir metas
(1) Mandatarios de 140 países analizaron esta semana problemas, pero las soluciones no llegan a los más necesitados. (2) Los niños son víctimas de la profunda desigualdad.
Objetivos del Milenio, planteados por las Naciones Unidas, no se lograrían a cabalidad en la región.

Durante tres días se reunieron más de 140 jefes de Estado y discutieron un plan con la misión de renovar la promesa de erradicar el hambre y la pobreza extrema para el 2015, hecha hace diez años en la Cumbre del Milenio, celebrada en la Cumbre de Dakar.

En el Perú
El presidente de Perú, Alan García, propuso establecer objetivos más audaces de desarrollo para 2015 que los adoptados hace 10 años. “La detección temprana y la cura del cáncer de cuello uterino, de próstata y gastrointestinal nos permitirían salvar en los próximos 4 años 3 millones de vidas”.

El mandatario también incluyó la erradicación de la ceguera por cataratas mediante cirugía para devolver la visión a adultos mayores y la disminución de los accidentes urbanos de tránsito, lo que permitiría salvar de la muerte y la discapacidad a dos de cada seis mil habitantes en los próximos cuatro años.

A pesar de lo que comentó el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, de que “se han logrado avances considerables, pero necesitamos avanzar a mayor velocidad, mucho, mucho más rápido”, el secretario general de Amnistía Internacional, Salil Shetty, explicó que los dos principales obstáculos que afrontan el cumplimiento de los ODM son la ausencia en muchos países en desarrollo de mecanismos para pedir cuentas a las responsables políticos y la desigualdad social y geográfica de los avances registrados. De hecho sostuvo que la ausencia de poder político de los “grupos sin voz”, la ausencia de derechos humanos o la marginación confabulan para que quienes más necesitan los ODM, sean los que menos puedan exigir a sus líderes que los cumplan.

La visión de Evo
En ese sentido el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, admitió que en 2010, 65 millones de hombres y mujeres adicionales cayeron en estado de pobreza en el mundo, y que 1.5 millón de niños corren el riesgo de morir antes de haber cumplido cinco años en el 2015.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, señaló que sin el Fondo Monetario Internacional (FMI) los países están mejor que antes, porque no siguen las recetas del FMI. Para Morales, se cumplirá la meta cuando los países en desarrollo frenen “el saqueo de los recursos del Sur y se reinviertan en salud y educación”.

La portavoz de Oxfam ha señalado también que “de los 25,000 millones de dólares prometidos en 2005, sólo han recibido 11,000 millones de dólares hasta la fecha” y pidió a los países ricos que den un mejor trato a los países africanos en el terreno comercial y la adaptación a los efectos del cambio climático.

El resultado del encuentro fue un documento de consenso, “una declaración sin plan de acción” que “no plantea en este plazo y con estos recursos sino que hace un balance de los avances y lo que queda por delante”, según Jaime Atienza, portavoz de la sección española de la ONG Intermon Oxfam.

Promesas, voluntades y deseos
Jaime Atienza señaló que los países no llegaron al encuentro con una lista de compromisos. Se limitaron a manifestar voluntades y deseos. “Es por eso que calificamos la cumbre de un espejismo más bien retórico”, afirmó.

Junto a los éxitos en la lucha contra el SIDA o la reducción de la pobreza extrema, hay muchos países que no lograrán alcanzar las metas que incluyen reducir a la mitad el número de personas que vivían con menos de un dólar por día, la educación primaria universal y una radical disminución de la mortalidad infantil.

Pero, en medio de este panorama, América Latina sale relativamente bien parada, según Arturo León Batista, economista consultor de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y director del informe de la organización sobre las metas del milenio en la región.

“Estas metas no se han cumplido en general en África y eso tiene un impacto muy fuerte en la evaluación global”, afirmó Batista. “Como región América Latina cumple con la mayoría de las metas. Aunque si uno hace un análisis más ponderado, se ve que países como Brasil y México por su peso específico y avances nivelan el desempeño de la franja más pobre de la región”, aseguró.

Brasil y México representan más del doble de la población regional, por lo que el éxito del programa de hambre cero del gobierno de Lula y las políticas focalizadas de México tienen un fuerte impacto sobre el promedio regional.

Mientras que el panorama cambia totalmente cuando se analiza el desempeño de países de ingresos bajos como Haití, Nicaragua, Guatemala, Bolivia, El Salvador y Paraguay.

Por el contrario, aunque faltan cinco años para 2015, Brasil y Chile ya han cumplido con la meta de reducción de la pobreza extrema a la mitad, mientras que Costa Rica y México van a alcanzarla si mantienen el mismo grado de avance registrado en estos años. Gracias a su alto crecimiento económico, Perú también está muy cerca de cumplir con el primer objetivo del milenio.

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.