Leche: elíxir de vida

La leche de vaca es sin duda un alimento esencial para la nutrición del ser humano, desde épocas ancestrales, y es a la vez uno de los más consumidos a nivel mundial, de las formas más variadas –si tenemos en cuenta la infinidad de productos , y es tan necesaria que prescindir de ella tiene diversos efectos negativos en la salud.

Por Diario La Primera | 18 set 2010 |    
Leche: elíxir de vida
Es esencial para el desarrollo sano del ser humano. Pero además previene la artritis reumatoide, el cáncer de colon, las enfermedades cardiovasculares o el alzheimer.

Más datos

Prevención ante la osteoporosis

Explicado ya el aporte de calcio que da la leche a la dieta humana, y que contribuye al crecimiento de los niños, es lógico pensar que el consumo de este alimento puede dejarse de lado en la edad adulta. Sin embargo, los beneficios de este alimento no se dan solo en los primeros años de la vida, pues también da grandes resultados a la población adulta, sobre todo en la prevención de enfermedades favorecidas por una dieta pobre en calcio.

La osteoporosis es una enfermedad que vuelve los huesos muy frágiles y los destruye poco a poco. Para prevenirla, el ser humano necesita tener una alimentación equilibrada y, sobre todo, debe tomar leche. Un adulto necesita 1000 mg diarios de calcio para mantener sus huesos sanos y fuertes.


Toda una conquista

El Programa del Vaso de Leche, puesto en marcha por el alcalde Alfonso Barrantes, ha sido sin duda el aporte más importante de las últimas décadas en materia de alimentación a la niñez de los sectores necesitados; independientemente de imperfecciones y críticas, el programa ha hecho posible que un alimento esencial como la leche llegue a los menores cuyas familias carecen de recursos.
A despecho de la prédica de algunos detractores, la leche de vaca es, por ejemplo, el principal aportante de nutrientes pues fácilmente cubre buena parte de los requerimientos diarios. Por ejemplo, una ración de este alimento contiene casi 3.5% de proteínas, de las que al menos el 80% son caseínas, que son las que se usan para la elaboración de productos alimentarios derivados lácteos y cárnicos y panes; mientras que el 20% restante son proteínas del suero de leche, que sirve para el desarrollo muscular.

Diversos estudios internacionales han demostrado que las proteínas de la leche de vaca tienen un alto valor biológico, pues el cuerpo humano las asimila con gran eficiencia. Dos vasos de leche al días cubren el requerimiento de proteínas en cerca de 25% para el hombre y 30% para la mujer; además de 70% del requerimiento diario de calcio y 100% de la vitamina B12, siendo el resto de las necesidades cubierta por los demás alimentos de la dieta diaria.

Salud y crecimiento
Cada día se dan a conocer más bondades de la leche y sus derivados. Según lo revelan estudios médicos recientes, el consumo regular de leche previene enfermedades como la artritis reumatoide, el cáncer de colon, las enfermedades cardiovasculares o el alzheimer.

Ello, gracias a que la leche es una rica fuente de proteínas, lípidos, carbohidratos, y vitamina A, D y E, necesarias para fijar el calcio. Asimismo las vitaminas B12 y el hierro que contiene este alimento son indispensables para un buen funcionamiento del sistema nervioso, ya que envían estímulos y señales entre las neuronas.

Para la nutrióloga Valeria Rubio Márques, académica de la Escuela de Dieta y Nutrición de México, es importante que el lácteo se consuma desde la infancia o en los períodos de crecimiento, en la adolescencia, durante el embarazo, la lactancia y la edad adulta.

Este alimento es fundamental para el crecimiento de los niños, además de que refuerzan su sistema inmunológico y los dota de los nutrientes necesarios para un mejor desarrollo sicomotor.

Es recomendable incluir en la dieta diaria dos vasos de leche, los cuales aportan las porciones de lípidos, carbohidratos y proteínas.

Se puede elegir el tipo de leche para cada persona, actualmente hay una gran variedad como por ejemplo la semidescremada o la light, cuya calidad no se altera, según lo indica Rubio.

Hay otras adicionadas con las omega 3 y las omega 6, que previenen enfermedades del corazón o las elaboradas para las personas que son intolerantes a la lactosa.

Contra el cáncer
Estudios epidemiológicos han informado sobre el efecto protector del calcio y los productos lácteos sobre el cáncer colorrectal (colon y recto), tema que está en fase de estudios científicos.

Los resultados muestran que un consumo elevado de calcio a través de la dieta se asocia de forma significativa con un menor riesgo de desarrollar adenomas o tumores premalignos del intestino grueso, así como a una menor tendencia a presentar cáncer del intestino grueso o del recto.

El consumo elevado de fósforo y productos lácteos también reduce el riesgo de tumores precancerosos.

Los investigadores concluyen que sus datos avalan la hipótesis de que el calcio, los productos lácteos y el fósforo ejercen un efecto antitumoral contra el cáncer . El consumo elevado de leche y sus derivados, además de una dieta rica en fibra, parece proteger al intestino de desarrollar cáncer.

Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.