Las condenan sin pruebas

Organizaciones defensoras de los derechos de las mujeres denunciaron ayer que los jueces a cargo del proceso judicial contra Eva Bracamonte y Liliana Castro y contra el colombiano Alejandro Trujillo Ospina, por el crimen de Miriam Fefer, en agosto del 2006, ya tienen lista una sentencia condenatoria contra las jóvenes y que esta es resultado de la presión mediática contra ellas, por discriminación de género.

Por Diario La Primera | 14 octubre 2012 |  1.6k 
Las condenan sin pruebas
Víctimas de una gran injusticia, según denuncias.
Integrantes de organizaciones feministas denuncian presión mediática para que Eva y Liliana sean condenadas sin evidencias, por su orientación sexual.

Más datos

ANTECEDENTE

El Ministerio Público ha pedido 35 años de prisión para los tres procesados y una reparación civil de S/. 900 mil.
1642  

En diálogo con LA PRIMERA, Jeanette Llaja, directora del Estudio para la Defensa de los Derechos de la Mujer (Demus), dijo que existe discriminación en el caso, por la opción sexual de las acusadas. “Hemos identificado rasgos de discriminación por su opción sexual, lo que les coloca en absoluta desventaja dentro del proceso y considero que podría tener repercusión en la decisión de la justicia. No quiero decir que son o no son culpables, pero es seguro que esto les perjudicará”, señaló.

Asimismo, Diana Milóslavich, integrante del Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán, indicó que existe “lesbofobia” (odio al lesbianismo), pues “en el caso de Ariel Bracamonte (hermano de Eva), cuando se supo su relación con Julio Moscol, no se alarmaron tanto los medios, pero en el caso de Eva y Liliana, sí hubo una alarma en los medios de comunicación, y de eso nació la lesbofobia contra ellas”, explicó.

Milóslavich dijo que las procesadas son mujeres, por lo tanto son vulnerables, y eso se debe tener en cuenta en el proceso. “Es comprensible que Eva se haya desmayado, es un proceso difícil. Su vida está en manos de los fiscales”, señaló, desmintiendo lo dicho por Ariel Bracamonte, quien insinuó que el desvanecimiento y las convulsiones de su hermana solo fueron un show mediático.

NO HAY SUSTENTO
En tanto, Liliana Castro Manarelli, ex pareja de Eva Bracamonte, dijo en diálogo exclusivo con LA PRIMERA que los alegatos presentados el último viernes por el Ministerio Público son “jalados de los pelos”.

“No hay pruebas contundentes que nos sindiquen como autoras intelectuales, no hay huellas que se utilicen en nuestra contra: los alegatos que decían a todo ‘está probado’, son falsos, solo se basan en versiones y presiones. Considero que todo está raro dentro del proceso”, señaló.

Asimismo, la procesada contó que conforme iba escuchando los alegatos, que parecía sindicarlas como culpables, sentía que ya no podía más y en muchos momentos tuvo ganas de gritar fuerte declarando su supuesta inocencia.

“Yo soy más fuerte que Eva. Tanta presión, preocupación e incertidumbre sobre cuál sería nuestro futuro y de que nuestras vidas se encontraban (en el momento de la sentencia) en las manos de la justicia peruana, causó que ella (Eva) se desmayara durante la lectura de la sentencia”, manifestó.

“No es fácil para nosotras, como tampoco lo sería para cualquier persona que estuviera en nuestro lugar. No fue un show, ni una actuación lo que pasó, Eva ya estaba mal desde horas antes de entrar a la lectura de la sentencia”, enfatizó.

Liliana Castro sostuvo también que ahora “todo puede suceder, después que durante más de siete meses (tiempo del proceso y la investigación) nos hemos dedicado a decir que somos inocentes. Sé que es difícil creernos, pero esa es nuestra verdad, a quien más quiere que les grite mi inocencia”, dijo consternada, para luego asegurar que no desistirá en la defensa de su inocencia frente a cualquier acusación.

Aseguró que en caso de que la sentencia la declare culpable, junto a Eva, presentarán un recurso de nulidad.

“Ahora mi prioridad es la salud de Eva. Aunque estemos un poco lejos, trataré de darle fuerzas, procuraré que el lunes (mañana) estemos bien en la lectura de la sentencia, y no suceda ningún altercado”, dijo Liliana, quien en esos momentos estaba acompañada de su hermana gemela Tatiana Castro, quien en todo momento la respaldó.

AUDIENCIA
La lectura de la sentencia del caso Myriam Fefer en la sala de audiencias del Penal de Lurigancho, fue interrumpida el pasado viernes debido a que Eva se desmayó y sufrió convulsiones al escuchar que los jueces consideran probado que ella le permitió el ingreso a su casa al colombiano Trujillo Ospina, la noche que éste asesinó a su madre.

En su sentencia, la Segunda Sala Penal para Reos en Cárcel negó que el colombiano haya entrado a la casa de Myriam Fefer para robar y la haya matado por accidente.


Carmen López
Redacción

Referencia
Propia



Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.
Loading...

Deje un comentario