La ONU se pronuncia por crimen de nativos asháninkas

El representante regional para América del Sur del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), Amerigo Incalcaterra, condenó el asesinato de los dirigentes asháninkas Edwin Chota Valera, Leoncio Quincima Meléndez, Jorge Ríos Pérez y Francisco Pinedo a manos de madereros ilegales en la región Ucayali.

Por La Primera Digital | 19 set 2014 |    
La ONU se pronuncia por crimen de nativos asháninkas
La ONU se pronuncia por crimen de nativos asháninkas

Más datos

Representante para América del Sur afirmó que hechos se producen por la falta de control sobre mafias e investigación de denuncias sobre amenazas a tribus.

Al expresar sus condolencias a las familias de las víctimas, así como a la comunidad nativa de Alto Tamaya Saweto y al pueblo indígena asháninka, Incalcaterra instó al Estado peruano a una exhaustiva investigación que esclarezca las muertes de estos defensores de los derechos humanos.

Pido a las autoridades regionales y nacionales que garanticen y protejan la vida de los líderes y de sus comunidades, que continuamente son amenazadas por defender sus derechos y proteger el medioambiente”, instó ayer el representante del ACNUDH para América del Sur.

Señaló que “el problema de la tala ilegal, así como el significativo retraso en la titulación de tierras para pueblos indígenas, además de la ausencia de un efectivo control y fiscalización por parte de las autoridades regionales y nacionales, y la falta de una investigación eficaz en relación a las reiteradas denuncias de amenazas son la base de los lamentables hechos que resultaron en la muerte de los cuatro líderes asháninkas”.

“Hago un llamado a las autoridades pertinentes, tanto regionales como nacionales, para que cumplan con los compromisos internacionales asumidos por el Perú en relación a los derechos de los pueblos originarios; en especial con la titulación de sus tierras y la consulta libre, previa e informada. También llamo a la Fiscalía a agilizar las investigaciones, a fin de identificar a los autores intelectuales y materiales de estas muertes”, puntualizó el representante.

CAPTURA

Los pobladores de Saweto pidieron a las autoridades de Lima que envíen los antropólogos forenses para iniciar las pericias. En tanto, la Policía capturó el martes a Tayron Ulises de la Vega, acusado de cobrar cupos a los pobladores asháninkas. La Policía investiga si participó en el cuádruple crimen.


    La Primera Digital

    La Primera Digital

    Escribimos para mejorar el mundo.
    La Primera Digital comparte 4624 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.