“La mujer tiene derecho a elegir”

El fraile dominico mexicano Julián Cruzalta, profesor del Centro de Estudios Teológicos de la Conferencia de Instituciones Religiosas de México, de paso por Perú, expresó ayer su respaldo a las propuestas de la Red Latinoamericana de Católicas por el Derecho a Decidir, organización que agrupa a los grupos católicos que están en desacuerdo con las restricciones dogmáticas de la Iglesia Católica respecto a los derechos reproductivos de la mujer.

Por Diario La Primera | 05 agosto 2009 |  1k 
Posición de fraile dominico a favor del aborto choca con jerarquía eclesial.
Sacerdote mexicano no está contra el aborto y lucha por derechos reproductivos de la mujer, con Red Latinoamericana de Católicas por el Derecho a Decidir.

Más datos

DETALLE

La Red Latinoamericana de Católicas por el Derecho a Decidir organizó ayer un seminario, inaugurando sus acciones en Perú. La coordinadora de la red, Eliana Cano, afirmó que la expresión de “voces distintas” en el seno de la Iglesia Católica es positiva. “No podemos seguir acatando y escuchando una sola voz en la Iglesia Católica. Iniciamos actividades en Perú para colocar voces distintas, sin renunciar a nuestra fe”, dijo.
1075  

Fray Julián Cruzalta, quien también es asesor teológico de esta organización, manifestó que la postura conservadora actual de que la vida nace en el momento de la concepción (unión del espermatozoide masculino con el óvulo femenino) es un dogma que difiere al postulado del mundo cristiano antiguo que indicaba que el alma llegaba al feto tras 40 días de la concepción, en caso de ser varón, u 80 días, en caso de ser mujer.

“En los últimos años, hemos visto que el momento de la concepción es puesto como postura oficial. Es un tema difícil saber cuándo ya hay una persona humana. Lo que las Católicas por el Derecho a Decidir trabaja es el asunto de justicia como la igualdad y la no discriminación. No promovemos el aborto. Nadie en su sano juicio, en el mundo, promueve el aborto. Lo que queremos es no muerte para las mujeres”, dijo a LA PRIMERA.

El sacerdote explicó que la postura actual del Vaticano provoca una confusión entre los conceptos de “vida humana” y “persona humana”.

“Hay mucha confusión sobre cuándo es vida humana y cuándo es persona humana. Persona humana no sólo es genética, y tener una carga de ADN humano. Persona humana son proyectos, sueños, intenciones, valores, moralidad, conciencia. No hay quién diga en qué momento hay eso”, declaró.

Refirió que el índice de violaciones a los derechos de la mujer es muy alto en América Latina. “Mi trabajo por los derechos humanos me lleva a defender siempre la relación y los métodos entre justicia y evangelio. Dentro del tema de la marginación, las mujeres son un grupo marginado que no son permitidas de ser tratadas como adultos. Nuestro trabajo es reconocer a todas las mujeres como sujetos morales de sus propias decisiones”, dijo.

Leonardo Caballero
Redacción

Referencia
Propia



Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.
Loading...

Deje un comentario