La minería ilegal está arrasando una reserva natural del Perú y nadie dice nada

La reserva natural de Tambopata en Perú, uno de los lugares con mayor diversidad biológica en el planeta, está en peligro. Un reportaje de la periodista Suzanne Daley para el prestigioso diario gringo The New York Times, muestra cómo el avance de la minería ilegal arrasa este espacio en el departamento de Madre de Dios, mientras guardabosques y militares intentan protegerlo de la explotación minera ilegal.

| 08 agosto 2016 06:08 PM | Actualidad | 4.9k Lecturas
La minería ilegal está arrasando una reserva natural del Perú y nadie dice nada
La minería ilegal está arrasando una reserva natural del Perú y nadie dice nada
4966

Redadas sorpresa

De acuerdo con el reportaje, para controlar el avance de los minería ilegal en Tambopata, guardaparques y marinos armados realizan redadas alrededor de la reserva para ahuyentar a los mineros.Los espantan disparando al aire, y una vez que han huido, incineran las herramientas y provisiones de los campamentos clandestinos que montan en la zona.

Pese a esto, los expertos creen que ya es tarde.

"Para intentar proteger uno de los lugares con mayor diversidad biológica de la Tierra de un ejército de mineros ilegales que ha labrado un camino tóxico a través de la selva, el gobierno peruano monta puestos de control y organiza redadas a lo largo del río Malinowski en la Reserva Nacional Tambopata".

"Los mineros han causado tanto daño que el agua tiene el color del café con leche. El paisaje era digno de la película Mad Max: enormes cráteres de arena, montículos de piedras y canales envenenados por todas partes. Basura (harapos, bolsas de plástico, recipientes para comida) entre las ramas recién cortadas que estaban apiladas en los recovecos y las riberas del río".

La Primera

La Primera

Imagen: Tomás Munita

¿Cuánto daño puede ocasionar la fiebre del oro?

Dado que el precio del oro se disparó hace años, en Perú la minería ilegal se convirtió en un negocio clandestino de gran acogida en la selva. La explotación crece a pasos tan agigantados que los expertos solo ven escasas las chances de preservar la reserva de Tambopata.

"(...) Los mineros se movilizan rápidamente a lo largo de vastas porciones del territorio. Arrasan con la selva para colar cerca de 200 toneladas de tierra y encontrar suficientes pepitas de oro".

"Si la ayuda no llega pronto, los expertos aseguran que las áreas que dejan a su paso, sin nada de tierra fértil y llenas de mercurio, podrían tardar 500 años en recuperarse".

La Primera

Imagen: Tomás Munita

El mercurio es un peligro para todos

Para procesar el oro, los mineros usan mercurio. De acuerdo con las pruebas realizadas por el gobierno en 97 pueblos de Madre de Dios -en donde la extracción ha sido brutal- más del 40% de las personas habían absorbido este metal pesado. ¿Por qué el mercurio es tan terrible?

"El envenenamiento por mercurio afecta a las personas de diversas maneras, desde dolores crónicos de cabeza hasta daño renal, pero es más perjudicial para los niños, quienes tienen más posibilidades de sufrir un daño cerebral permanente".

"Las siguientes generaciones pagarán por lo que estamos haciendo ahora", dijo Manuel Pulgar Vidal, ministro de Ambiente de Perú.

La Primera

Imagen: Tomás Munita

El gobierno no ha podido hacerle frente

En el reportaje no solo se menciona que en el área que trabajan los mineros no hay peces por la contaminación, sino que pese a todos los esfuerzos del gobierno por combatir esta ocupación clandestina, no se le ha podido derrotar.

"Las autoridades tributarias de Perú estiman que, solo entre febrero y octubre de 2014, se han contrabandeado fuera del país más de mil millones de dólares en oro".

"Los funcionarios dicen que la corrupción y el crimen organizado impulsan la minería ilegal, y muchos de los campamentos son, en esencia, comunidades sin ley donde florece la esclavitud laboral y el tráfico sexual".

La Primera

Imagen: Tomás Munita

Las redadas parecen destinadas al fracaso

El exministro del Ambiente, Manuel Pulgar Vidal, cree ciegamente que los marinos armados lograrán persuadir a los mineros de irse, pero no hay garantías. Los marinos son menos, no tienen recursos (ni radios, solo cuatro motos para cien personas), y los mineros conocen mejor las rutas.

Hay a lo mucho 10 mil mineros ilegales en la reserva. La falta de dinamita obligó a los marinos a usar mazos para destruir un camión que usaban los mineros para mover sus grúas. Incluso, los botes de los marinos son más lentos que los de los marinos y sus motores suelen ahogarse; a veces, encuentran a los mineros expectantes en la orilla, con sus armas bajo el brazo.

"Los marinos son realistas. Cuando pasaron por un gigantesco campamento lleno de antenas parabólicas y postes de viviendas en construcción, siguieron navegando en busca de un objetivo más manejable".

Este es un serio problema que el gobierno de Humala no pudo -o no quiso- resolver. ¿Podrá el de PPK?

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital