La familia cada vez está más distanciada

Lejanos son los tiempos en los que las familias compartían largas conversaciones y se conocían mejor, comunicando sus proyectos de vida, dudas, problemas, entre otras cosas. Hoy en día, esa tradición casi se ha perdido y, por ende, problemas como el pandillaje, la drogadicción y alcoholismo entre los jóvenes surgen como sus inevitables consecuencias.

| 22 agosto 2011 12:08 AM | Actualidad | 6.3k Lecturas
La familia cada vez está más distanciada
Gobierno debe proponer una política nacional en función a la unidad familiar.
Actualmente en Lima solamente dos de cada diez familias se interrelacionan entre sí, señala presidente de Centro de Familia del Perú, José Bravo Ruso.

Más datos

DETALLE

Centrofam es una institución que realiza estudios de campo y socioeconómicos para determinar en qué zonas existe un mayor número de familias afectadas por la violencia doméstica y disfunción familiar entre parejas, madres solteras, padres solteros o hijos que pasan por situaciones difíciles como la violencia física, sicológica o sexual.
6347

Esta aseveración se demuestra a través del sondeo realizado por el Centro de Familia del Perú (Centrofam Perú), que revela que solo dos de cada diez familias almuerzan juntas y practican la sobremesa, debido a ese ritmo acelerado, propio de la vida moderna y de la necesidad de que los padres se ven en la necesidad de trabajar fuera de casa.

Dicho estudio fue realizado el año pasado en los distritos de Barranco, Surquillo, Chorrillos, La Molina, Surco y Carabayllo. Según el presidente de Centrofam, José Bravo Ruso, el almuerzo y su respectiva sobremesa son momentos en donde la familia se llega a conocer mucho mejor. “Sobre todo, la sobremesa es el tiempo y espacio donde las familias pueden ponerse al día de las acciones de cada uno. Lamentablemente esto no es así, pues si no se da porque cada miembro familiar brilla por su ausencia en el hogar, en las pocas oportunidades que todos están juntos, se interrumpen con aparatos como la televisión, la computadora, los juegos en línea y el uso del celular”, manifestó en declaraciones a LA PRIMERA.

Precisó que el poco tiempo dedicado a la familia hace que los menores sean más rebeldes, y que, a fin de cuentas, terminen en problemas de pandillaje, drogadicción o alcohol. “Si bien se entiende que tanto el padre como la madre tienen que trabajar para sostener económicamente el hogar, si no pueden darse tiempo, al menos, para una sobremesa de una media o una hora, no se sabría acerca de los problemas, sobre todo, de los jóvenes, quienes son los que más padecen de este abandono familiar”, señaló Bravo, quien agregó que el 40% de los niños del Perú sufren de depresión crónica, un mal común provocado por familias disfuncionales.

Propuso, en este sentido, la importancia de la sobremesa en aras de la unión familiar. “Una buena sobremesa asegura hijos emocionalmente estables, una buena relación con sus padres, mejor comunicación y menores probabilidades de depresión, angustia o vicios”, apuntó.

Ante la evidente falta de tiempo para compartir en familia, Bravo planteó a los jefes del hogar establecer, al menos, un día a la semana, como el domingo, para almorzar y hacer la sobremesa. “Es cuestión de que los padres de familia sienten un hábito y que acostumbren a sus hijos sobre la importancia de pasar unas horas juntos con el fin de lograr una mejor comunicación”, manifestó Bravo.

Añadió que el Gobierno encabezado por el presidente Ollanta Humala debe proponer una política nacional en función a la unidad familiar, que reduzca hechos de violencia. “La familia es el lugar por excelencia, donde se aprende a amar, se expresan los afectos, la tolerancia, la solidaridad; se internalizan las normas, se cultiva el respeto y la empatía. Es donde se imparten valores y disciplina de acuerdo a los patrones familiares”, finalizó.


Gabriel Mazzei
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD