La corrupción en EsSalud no tiene fin

En los próximos días la comisión especial del Órgano de Control Institucional de EsSalud emitiría su informe sobre las investigaciones que realizó tras las denuncias presentadas contra el gerente de la Unidad de Prestaciones de Atención Domiciliaria (Padomi), Carlos Orellana, sobre quien pesa acusaciones como la de falsificar documentos de los pacientes, cobrar doble sueldo y haber contratado a su cuñado como chofer.

Por Diario La Primera | 13 ago 2009 |    
La corrupción en EsSalud no tiene fin
Orellana se siente protegido en EsSalud.
Denunciado funcionario Carlos Orellana sería protegido de jefe del Foncodes. Habría presión “partidaria” para demorar proceso.

Más datos

DATO

Según el secretario general del personal médico, César Portella, ante las críticas que recibió Orellana de parte de los médicos, justificó la acusación del doble sueldo cobrado por él y dijo que había prescrito, y que estaba considerando devolver los sueldos cobrados a la Policía Nacional.

Fuentes de EsSalud revelaron a LA PRIMERA que las investigaciones efectuadas por la comisión, presidida por el auditor Nicolás Colechón, habrían determinado que existe responsabilidad en el funcionario por haber cobrado doble sueldo en EsSalud y en el Hospital de la Policía, y por nepotismo, al haber contratado los servicios laborales de su cuñado, Jaime Melgarejo Príncipe.

El caso de la falsificación de las visitas médicas domiciliarias que no realizó a un nonagenario durante cinco meses, cuando trabajaba como médico en Padomi, no lo habrían considerado porque la historia clínica no aparece.

Las mismas fuentes aseguran que Orellana sería protegido del jefe del Fondo de Cooperación de Desarrollo Social (Foncodes), Carlos Arana, el mismo que estaría, también, respaldando la continuidad como jefe de Defensa Nacional de EsSalud al cuestionado médico Víctor Guevara Florían, implicado en el robo de documentos del Ministerio de Salud

LA PRIMERA pidió una entrevista con Orellana, pero una vez más, la única respuesta fue un silencio total.

Mientras se espera la emisión del referido informe, el pasado viernes cuando el cuerpo médico de Padomi se reunía en una asamblea para analizar el cambio de zonas de atención del personal de esta unidad, y para exigir la salida de Orellana, éste irrumpió abruptamente junto al subgerente de Padomi con el propósito de hacerlos desistir de realizar un plantón.

Vilma Escalante
Redacción


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.