Jueces cuestionados por caso Hayduck

Cuando la misma sala civil del Callao es capaz de anular tres veces las resoluciones procedentes de la primera instancia que ordenan cumplir lo ya dispuesto por la Corte Suprema, que es pagar los costos e intereses, por un proceso que en su parte principal ya concluyó en marzo de 2007, la pregunta que viene de inmediato es ¿quién es ese litigante que todavía cinco años después de una sentencia (que se tomó siete años) sigue en incumplimiento? Y, claro, el litigante que no quiere pagar es una gran empresa pesquera de nombre Hayduck, con sede en Chimbote y con marcada influencia en los juzgados que ya salvaron a sus directivos de una grave acusación por narcotráfico.

Por Diario La Primera | 19 jul 2012 |    
Jueces cuestionados por caso Hayduck
Reclaman mayor independencia a jueces en el Callao.
Sala Civil incumple mandato de la Corte Suprema y favorecen a empresa Pesquera Hayduck. Denuncian irregularidades en proceso.
Y es que la segunda sala civil del Callao parece estar afectada severamente por esta preferencia. El presidente Enrique Ramal Barrenechea preguntó a boca de jarro al ciudadano Mimbela Montenegro que le solicitaba liberar los pagos dispuestos por la Corte Suprema, si acaso ya no había cobrado el principal de la causa, colocándose en un papel más propio del abogado de Hayduck. Y como a sus manos y de las vocales Teresa Soto Gordon y Rocío Mendoza Caballero, ha vuelto en un pingpong interminable las resoluciones de primera instancia que en los términos más simples dicen que se pague lo que se debe pagar, la Sala ha sacado cada vez nuevos argumentos para volver a empezar.

Ramal tiene dos características que no se deben pasar por alto: el primero, ser concuñado del principal abogado de Hayduck, el doctor Luis Vargas Valdivia; el segundo, de encontrarse con una corte chalaca semiacéfala por la increíble demora del Consejo de la Magistratura en ratificar al presidente de la Corte y a otros vocales superiores.

La arbitrariedad ha seguido adelante además con la separación del juez titular del Cuarto Juzgado Civil que estuvo viendo el caso y que reiteró su posición por el cumplimiento de lo dispuesto por la Corte Suprema, reemplazado por una de las secretarias de las vocales que votaron contra Mimbela, nombrada como juez provisional, la que luego ha sido sustituida por el jefe de mesa de partes. ¿Cómo entender estas movidas? Todo indica que se trata de una operación para alterar el proceso desde la primera instancia con jueces a la carta (delivery) que acabada su función volverían a su puesto sin las responsabilidades administrativas y penales que pesan sobre los jueces de carrera.

Este empeño judicial por arreglar las cosas al gusto de Hayduck ya se encuentra denunciado en la OCMA y el Consejo de la Magistratura que dirán finalmente su palabra.


Raúl Wiener
Unidad de investigación

Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.