Guerra por los gatos del parque

Para algunos son tiernos, pero para otros son despreciables. Los gatos del Parque Kennedy, en Miraflores, se han convertido en la manzana de la discordia entre un grupo de vecinos y un sacerdote de ese distrito.

Por Diario La Primera | 10 setiembre 2012 |  3k 
Guerra por los gatos del parque
Felinos serán trasladados.
Felinos son la manzana de la discordia entre vecinos y hasta un sacerdote de Miraflores. Aún no hay atisbos de solución beneficiosa para ambas partes.
3056  

Los felinos llegaron a esta zona hace casi 20 años para erradicar una plaga de roedores que había causado preocupación a los ciudadanos. En aquella época nadie se quejaba de ellos, pero ahora se les acusa de transmitir enfermedades, de ensuciar las áreas verdes, de producir olores nauseabundos y de ser en suma una alimaña que debe exterminarse.

LA POSTURA GATUNA
Nataly Sánchez, vocera y miembro del Grupo Voluntario de Defensa Felina de Miraflores, explicó que los gatos del parque son pacíficos, limpios y no contagian ningún mal.

Ella explicó que desde hace más de 10 años su grupo alimenta, desparasita, vacuna, esteriliza y brinda cuidados a los mininos para que no se conviertan en una amenaza para la salud pública. Precisó que si hay felinos enfermos, se les aísla hasta que estén totalmente recuperados y de ese modo nadie está expuesto.

“Las autoridades sanitarias no han probado que hayan contagios en la zona. Los animales están limpios y se les da el cuidado necesario para que no enfermen, pero si hubiera uno que esté mal, no contagiaría a nadie. La única forma de hacerlo es que alguien comiera sus heces”, explicó.

Según la vocera gatuna, los responsables de tratar de quitarles sus siete vidas a estos animales son vecinos que se han propuesto tener un parque supuestamente decente, donde los turistas admiren atractivos como la iglesia, las actividades culturales, las pinturas. “Ellos dicen que son unos animalejos que ya no tienen funcionalidad tras eliminar a los roedores”, dijo.

“Lo más escandaloso es que el sacerdote, quien es el encargado de administrar la paz, de tener compasión por las criaturas, y de enseñar buenas costumbres en el distrito, sería quien en las madrugadas administra los mortales alimentos a los gatos”, dijo.

POSTURA DE LA FE
El sacerdote de la iglesia Virgen Milagrosa, Alfonso Berrade, es acusado por los defensores de estos animales de no ser precisamente un buen ejemplo de caridad. Según testimonio de algunos amantes de los gatos, el religioso ha expresado públicamente su repudio por los felinos. Su compasión, dicen, no es su fuerte.

Como respuesta, el hombre de fe indicó que la alimentación y cuidado de los gatos no le preocupa en lo absoluto, pues en el distrito hay niños y adultos que están mal alimentados. Según dio a entender, el preocuparse por los animales antes que por las personas, no es correcto.

Sin embargo, descartó totalmente que haya envenenado a los gatos, como creen los defensores de los felinos. “Es una tontería. No hay nada de eso. Ni he matado, ni he mandado matar, ni envenenar ningún gato”, explicó.

Los defensores de los felinos y el sacerdote aún no se ponen de acuerdo sobre cómo tratar este asunto.


Róger Chuquín
Redacción

Referencia
Propia



Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.
Loading...

Deje un comentario