Gamarra sigue siendo una bomba de tiempo

Un incendio registrado en un depósito de telas, el ultimo lunes por la noche, en la avenida Parinacochas desnudó la falta de fiscalización por parte de la comuna de ese distrito en locales que no cuentan con licencia y que ponen en peligro al público que asiste a los casi veinte mil negocios en la zona comercial de Gamarra.

| 25 julio 2012 12:07 AM | Actualidad |1.6k Lecturas
Gamarra sigue siendo una bomba de tiempo
Ambulantes y recicladores dificultan tránsito y exponen a transeúntes en emporio.
Vías de acceso a emporio comercial están llenas de ambulantes y recicladores. Vecinos reclaman mayor fiscalización a municipalidad victoriana.
1611

En un recorrido de LA PRIMERA por avenidas y calles de ese distrito se pudo comprobar que, por ejemplo, en el cruce de las avenidas Huánuco con García Naranjo, Pablo Patrón, Aviación, Bausate y Mesa, entre otras, los ambulantes y recicladores han tomado las calles bloqueando las mismas y convirtiendo la zona en una bomba de tiempo debido a la gran cantidad de material inflamable. A esto debemos añadir que para que una unidad de los bomberos ingrese en caso de un incendio se demorará más de lo debido.

El empresario Diógenes Alva criticó la labor de fiscalización de parte del municipio ya que lo único que hacen, afirmó, es multar a los locales informales con la finalidad de recaudar dinero. Explicó que los inspectores municipales deben caminar por las calles de La Victoria y constatar qué ocurre. “Actualmente las avenidas Aviación, 28 de Julio, México, Huánuco, García Naranjo, están llenas de ambulantes y recicladores y negocios de comidas que tienen balones de gas. Eso es un peligro y de eso no se da cuenta la municipalidad”, afirmó Diógenes Alva.

Gran parte de estos locales, añadió, están deteriorados y cuentan con un cableado eléctrico artesanal que puede ocasionar una desgracia en cualquier momento.

Por la mañana los vecinos del local siniestrado criticaron al municipio victoriano debido a que desde hace dos años están reclamando el cierre de dicho depósito ya que, además de no contar con licencia, representaba un peligro por almacenar gran cantidad de material inflamable y se había convertido en una guarida de drogadictos a pesar que había un colegio y una iglesia a pocos metros.

Una de las más afectadas por el fuego fue la señora Cecilia Castañeda López quien habita en una quinta contigua al depósito y el fuego de ayer la hizo retroceder 17 años en que otro incendio en el mismo local la dejó sin nada.


Alejandro Arteaga
Redacción

Loading...


En este artículo: | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Diario La Primera ha escrito 125391 artículos. Únete a nosotros y escribe el tuyo.