Fefer no planeaba repartir herencia

El supuesto de que la empresaria Myriam Fefer quería repartir anticipadamente su herencia, y que ello fue el móvil para su asesinato, fue un argumento descartado tras la intervención de uno de los dos testigos que ayer rindieron su manifestación sobre este caso.

| 26 julio 2012 12:07 AM | Actualidad | 1.7k Lecturas
Fefer no planeaba repartir herencia
Testigos que asistieron ayer a nueva audiencia indicaron que Eva y Liliana no tenían apuros económicos para asesinar a empresaria.

Más datos

DESVIRTÚAN

Luis Lamas y Pavel Alvarado, defensores de Eva Bracamonte y Lliana Castro, coincidieron en que la audiencia fue muy positiva porque los dos testigos esclarecieron debidamente los argumentos que pueden librar de culpa a las féminas.
1720

En audiencia realizada en el penal Santa Mónica, el primero de los declarantes, el arquitecto Fernando Gordillo Tordoya, indicó que la empresaria estaba abocada solo a continuar con sus inversiones y no a entregar parte de su patrimonio a sus hijos lo cual, aseguran, habría encendido la codicia de Eva.

“Me solicitó asesoría profesional para su empresa y unos negocios referentes al rubro de la construcción, para la edificación de un centro comercial en un terreno ubicado en Chorrillos. Ella tenía intenciones de seguir generándose recursos económicos”, refirió Gordillo.

La actitud de ella, explicada por Gordillo, era seguir con su vida diaria y sus inversiones sin pensar en su muerte y en adelantar sus bienes, como aseguran los acusadores de Eva Bracamonte y Liliana Castro.

De otro lado, la hipótesis del asesinato por motivos económicos queda también desvirtuada según la versión del segundo testigo, Marco Antonio Zevallos. Según explicó, él administraba un café donde Castro Manarelli trabajaba por un sueldo mensual de aproximadamente 700 soles.

Pese a que tenía una ganancia asegurada cada mes, explicó, ella decidió trabajar con Eva Bracamonte por un salario mucho más bajo pues no tenía apuros económicos, argumento utilizado para incriminarla en el hecho de sangre.

“Entró en verano (del 2007) y a medio año se retiró. Se iba a apoyar a Eva, solo por ayudarla porque iba a ganar menos” explicó él.

La parte acusadora refirió que ambas jóvenes planearon la muerte de Fefer para hacerse de sus riquezas, sin embargo, no tenían apuros económicos como para cometer esta acción.


Roger Chuquín
Redacción

Loading...


En este artículo: | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario