Exigen promulgar ley para formalizar cinco mil pymes

Norma exonera de IGV a las computadoras ensambladas en el Perú y hará bajar sus precios y atraerá a grandes transnacionales para que instalen sus fábricas en el Perú, afirma decano del Colegio de Ingenieros del Perú.

Por Diario La Primera | 27 jun 2011 |    
Exigen promulgar ley para formalizar cinco mil pymes
Ensamblaje de computadoras o foton de wilson.
ENSAMBLAJE DE COMPUTADORAS

Más datos

Habla un representante de los ensambladores

El gerente de la empresa “Compupartes S.A.” del distrito de Jesús María, Carlos Espinoza, al ser consultado sobre la aprobación de la Ley que impulsa la formalización de rubro de ensamblaje de computadoras, afirmó que si se exonera del IGV a los componentes individuales así como a la máquina ensamblada, los negocios de su empresa se beneficiarían notablemente.

“Tendríamos un aumento de ventas en el consumidor final que no hace uso del crédito fiscal. De otro lado, al eliminarse el contrabando, las empresas formales como la nuestra verían incrementadas sus ventas en alrededor del 20 por ciento”, aseguró.

“Al poder adquirir y vender sin IGV el público final tiene una diferencia a favor del orden del 20 por ciento para poder comprar más, con lo que nuestras empresas podrán vender más”, expresó.

El decano del Colegio de Ingenieros del Perú, Juan Fernán Muñoz, demandó que el Poder Ejecutivo promulgue la Ley de Impulso a la Formalización en el rubro de Ensamblaje de Computadoras y a la Reducción de la Brecha Digital en el Perú y señaló que la norma posibilitará la formalización de más de 5,000 pequeños empresarios y beneficiará a más de 25 mil trabajadores del sector tecnológico, además de eliminar el contrabando de este rubro y reducir la Brecha Digital en el Perú.

Explicó que el proyecto de ley aprobado por el Congreso de la República, a iniciativa de la parlamentaria Marisol Espinoza, exonera del Impuesto General a las Ventas a las computadoras ensambladas en el Perú y sus componentes, lo cual “no implica costo alguno para el fisco, si hay reducción de ingresos del IGV, éstos serán compensados gracias a la formalización y creación de nuevos empleos”, explicó.

Muñoz aclaró que el proyecto no considera el establecimiento de aranceles para los productos importados ni mucho menos genera una competencia desleal, sino que más bien incentiva la inversión para la instalación de plantas de ensamblaje en el Perú, “es una gran oportunidad para que las grandes marcas transnacionales establezcan sus plantas de ensamblaje en el Perú y de esta manera, creen fuentes de empleo e industria local, además de beneficiarse con la ley”.

El representante del Colegio de Ingenieros del Perú afirmó que, al reducirse hasta en un 20 por ciento los precios de las computadoras, se está considerando los beneficios adicionales derivados de la mejora de la productividad en las empresas y principalmente de la educación que reciben nuestros niños y jóvenes, sobre todo de los sectores con menos recursos.

LEY DE INTERÉS SOCIAL
Sostuvo que el proyecto de ley impulsa la reducción de la brecha digital, integrando a la mayoría de la población a la era informática al posibilitarle adquirir computadoras de escritorio y portátiles ensambladas en el Perú a precios accesibles.

Por tanto, “es una norma inclusiva porque permite también que aquellas personas que cuenten con una computadora antigua puedan renovarla y así beneficiarse igualmente de los últimos adelantos tecnológicos”, añadió.

Otro de los beneficios –agregó- es que a partir de la vigencia de la ley se formalizará el ensamblaje de computadoras, eliminando drásticamente el actual contrabando de componentes y piezas que es el mayor problema de la industria.

Se estima que más del 40% de computadoras ensambladas en el Perú contienen piezas de contrabando, lo que genera un alto índice de informalidad en los más de cinco mil ensambladores pequeños y medianos existente en el país, los cuales deben recurrir al mercado negro para competir en costos, toda vez que “blanquean” dichos componentes ilícitos con otros importados legalmente.

SECTORES
Muñoz explicó que, actualmente, sólo el 25 % de computadoras existentes en el Perú (un millón de desktops y laptops), están en los hogares, mientras que el 75% restante se reparten entre el sector privado de negocios y el gobierno, entre los cuales se encuentran un pequeño porcentaje de negocios unipersonales.

“Esta ley no involucra a los sectores de Negocios ni de Gobierno, pues sus compras utilizan el IGV como crédito fiscal o están exentas del IGV. Entonces, estamos hablando de una ley que favorece directamente a la población que representa al 80% de peruanos, es decir, a 23 millones de peruanos que no tienen acceso a una computadora ni a Internet”, manifestó.

Mencionó que esta informalidad perjudica a los miles de trabajadores del sector, dado que la competencia desleal en costos conlleva a esquemas de contratación informal, que no les reconoce sus beneficios sociales.

El Decano del Colegio de Ingenieros del Perú mencionó finalmente que de acuerdo al último reporte del World Economic Forum, el Perú ha descendido un puesto, al número 92, en el ranking mundial de competitividad informática, por debajo de países de la región como Chile, Puerto Rico, Costa Rica, Uruguay, Panamá, Colombia, Brasil, Jamaica, República Dominicana, México, El Salvador, Guatemala, y Argentina.

Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.