Evalúan paso a desnivel por El Metropolitano

La agudización del congestionamiento vehicular en el Centro de Lima es el principal problema que está generando el servicio de buses del Metropolitano, en su inicio del recorrido por el jirón Lampa, y la avenida Emancipación, rumbo a Caquetá. Los conductores de este sistema de transporte reconocen que la Ruta Centro es muy difícil de realizar (por lo angosto de las vías y lo estrecho de los giros) y riesgosa, por la gran cantidad de peatones y vehículos particulares.

Por Diario La Primera | 25 ago 2010 |    
Evalúan paso a desnivel por El Metropolitano
El Metroplitano causa infernal congestionamiento vehícular en centro de Lima.
Aún está en fase de ensayo pero ya se sienten consecuencias por embotellamiento. Plantean construir pasos a desnivel en Lampa.

Más datos

DETALLE

Los transeúntes aún continúan desafiando el peligro. Los peatones, al dirigirse al jirón Apurimac, saltan la malla naranja que cubre la vía de El Metropolitano, sin importarles que el bus esté cerca de ellos..
“Los policías de tránsito y los semáforos no ayudan mucho, siempre vas a encontrar carros cruzados por todos lados, interrumpiéndonos el paso. Comparado a otras rutas, realmente es más difícil de transitar” aseguró un conductor del Metropolitano, que pidió no ser identificado por temor a represalias

Según los choferes de los buses articulados, el mayor punto de congestionamiento lo encuentran en el cruce del jirón Puno y el jirón Lampa, pues los autos que transitan por Puno al voltear a la izquierda al llegar a Lampa, con dirección a la Plaza de Armas, congestionan más este último jirón, bloqueando así el corredor exclusivo de El Metropolitano, pues la cola de autos empieza en el jirón Carabaya, y cruza el jirón Azángaro, ambos paralelos a Lampa.

“Por más que regulemos el orden de los automóviles particulares, el jirón Lampa se llena porque hay una mala sincronización de los semáforos desde Puno hasta Ucayali y porque nadie quiere entrar a Abancay, debido a que la congestión es peor”, admitió un policía de tránsito de la zona, quien para dar preferencia al Metropolitano, usualmente hace retroceder a los vehículos que se estancan en el cruce peatonal de los jirones Puno y Lampa, por la congestión.

Quienes más sufren, y seguirán padeciendo este congestionamiento, son los conductores que deben cruzar el jirón Lampa desde el Paseo de los Héroes Navales hasta la Plaza de Armas, pues aseguran que antes de la llegada del Metropolitano este tramo les demandaba un viaje de 15 a 20 minutos, pero que desde el lunes pasado les toma casi tres cuartos de hora.

Pasos a desnivel
Para Luis Quispe, director de la ONG Luz Ámbar, la ruta centro de El Metropolitano es la zona de mayor conflicto. “Antes el jirón Lampa tenía cuatro carriles. En la actualidad los vehículos particulares solo usan dos, debido a que la otra mitad ahora es parte del corredor exclusivo del Metropolitano. Se ha reducido el jirón Lampa terriblemente, sobrecargando la congestión vehicular en el jirón Carabaya, sabiendo que estas dos rutas son las vías de acceso al Centro de Lima”.

Además, Quispe Candia señala que “también se ha afectado al peatón, pues se ha reducido hasta la calzada por donde ellos transitan, para dar espacio al corredor del Metropolitano y eso genera gran malestar a la población, y los pone en riesgo”.

El director de Luz Ámbar indica que el actual caos vehicular en el Centro se pudo controlar desde un inicio. “Se debió poner pasos a desnivel en Puno para que los vehículos particulares transiten sin muchos problemas. Se debió tener en cuenta a los demás vehículos y no solo al Metropolitano, por eso se ven problemas como en el jirón Camaná, donde los trabajadores del ministerio de la Mujer deben usar la vereda para poder entrar a su playa de estacionamiento. Ahora, lógicamente, esto es imposible” señaló Quispe Candia.

Soluciones
Debido a la congestión vehicular, Quispe Candia aseguró que una de las soluciones más inmediatas sería cambiar de sentido algunas vías alternas. “El jirón Azángaro y Ayacucho podrían cambiar de sentido (pasar a ser de sur a norte)”. Otra solución que sugirió Quispe es “limitar la cantidad de vehículos que circulen por estas vías o un mejor control de los taxis. Estos autos solo ingresarían al Centro por autorización de la Municipalidad de Lima. El problema ya está, hay que pensar cómo mitigarlo”.

Yossy Honorio

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.