Estudios revelan que el 11% de niños pobres recibía papilla del desaparecido Pronaa

Solo el 11% de los niños menores de tres años en estado de pobreza recibía la papilla del desaparecido Pronaa y, de ese porcentaje, solo la mitad la consumía como debía hacerlo, por lo que no se logró el objetivo de reducir la desnutrición crónica infantil, y tuvo que suspenderse su distribución, se informó hoy.

| 08 noviembre 2013 10:11 AM | Actualidad | 3.2k Lecturas
Estudios revelan que el 11% de niños pobres recibía papilla del desaparecido Pronaa
Estudios revelan que el 11% de niños pobres recibía papilla del desaparecido Pronaa
3251

Esta información fue obtenida de la Encuesta Nacional de Hogares del año 2011 y de una investigación similar trabajada por el Instituto Nacional de Salud (INS) en el 2010, y fueron algunas de las razones por la cuales se decidió suspender la entrega de la papilla, dijo la asesora del despacho ministerial de Salud, Paola Giusti.

"Si a eso le sumamos que la papilla solo cubría un tercio de los requerimientos nutricionales diarios de los niños menores de tres años, no tenía sentido que el Estado invirtiera tanto dinero y tanto esfuerzo en su distribución, cuando se podía hacer intervenciones más efectivas", comentó a la agencia Andina.

La funcionaria atribuyó el poco éxito de la papilla a un tema de hábitos tan arraigados entre las personas que viven en las zonas rurales y que son difíciles de cambiar.

Anotó que en la revisión hecha de los artículos de las revistas médicas más prestigiosas no se halló ninguna información que reconozca el éxito de la entrega de este alimento para niños en sus primeros años de vida en el Programa Nacional de Asistencia Alimentaria (Pronaa).

"No fue una intervención que tenga reconocimiento ni evidencia internacional científica de su efectividad en la reducción de la desnutrición", señaló.

Afirmó que en toda política implementada debe ser monitoreada para conocer sus efectos. Los resultados de ese análisis dicen que hay cosas que hay que dejarlas como están, algunas que deben ser fortalecidas y otras que deben ser desactivadas y reemplazadas.

Eso fue lo que sucedió y por eso se implementaron otras políticas para combatir la desnutrición infantil en el Perú, dijo la asesora.

Aclaró que las papillas no fueron reemplazadas por los micronutrientes en polvo, como equivocadamente se ha dicho, ya que esas son dos estrategias distintas.

Lo que se está haciendo -explicó- es todo un esfuerzo articulado para lograr el nacimiento de niños sanos, proceso que va desde el estricto control de la gestante, con suministro de hierro y evitando las infecciones que inciden en el bajo peso de los bebés.

Además, garantizando el parto seguro e institucionalizado, promoviendo la lactancia exclusiva hasta los 6 meses y la alimentación adecuada a las necesidades del bebé.

Precisamente para evitar esos hábitos equivocados de nutrición, los diferentes ministerios realizan un trabajo con la comunidad para transmitirle conocimiento sobre la mejor forma de alimentar a los infantes con productos de sus propias localidades.

Esas son las intervenciones -manifestó- que han resultado efectivas y que han ayudado a reducir los niveles de desnutrición crónica infantil, como lo demuestran las cifras.

Andina

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: | | | |


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital