Estamos abandonados, somos carne de cañón

La secretaria general de Sindicato de Trabajadores del Instituto Nacional Penitenciario, María Luisa Calixto, indicó a LAPRIMERA que el Estado los considera “carne de cañón” porque, antes de iniciar su huelga, desarrollaban sus labores de alto riesgo con un número de agentes insuficiente para cubrir toda la población carcelaria de todo el país.

Por Diario La Primera | 20 nov 2012 |    
Estamos abandonados, somos carne de cañón
Trabajadores del INPE exigen que atiendan sus demandas.
INPE en huelga indefinida por mejores salarios y más protección. Secretaria general del sindicato emplaza a autoridades.

La representante afirmó que iniciaron su medida de fuerza indefinida el último viernes como protesta por los bajos salarios y bonos que reciben, pero también porque necesitan mayor protección porque conviven a diario con personas que han hecho daño a la sociedad. En su diaria jornada, dijo, están expuestos a un sinnúmero de peligros.

Según dijo, mil personas ingresan cada mes a los penales del país, sin embargo, los agentes no crecen al mismo ritmo. Detalló que la situación es sumamente riesgosa porque actualmente, por cada 400 internos, solo existe un efectivo, quien incluso debe vigilar grupos diferentes al suyo por la falta de personal. Cubrir esta brecha, dijo, es sumamente necesario.

“Estamos abandonados, somos carne de cañón, porque a nivel nacional hay solo 3,500 trabajadores para 6,000 internos. En La Parada se utilizaron 5 mil policías para controlar a los vándalos, y nosotros que resguardamos a los internos de todo el país, somos solo 3,500. Estamos hartos de la situación en el INPE”, explicó.

Refirió que por el mencionado déficit se generó el motín en el penal de Challapalca, en Puno, donde 17 efectivos penitenciarios fueron secuestrados por los reos. Tras largas horas de negociación, todos lograron salir con bien, sin embargo, explicó Calixto, de repetirse la situación puede tener consecuencias fatales.

TAMBIÉN SE RADICALIZARÁN
De otro lado, la secretaria general de los trabajadores indicó que su medida de fuerza indefinida ya es en sí una forma de radicalizar sus pedidos, sin embargo, irán más allá si el Ejecutivo no les mejora los salarios y el ascenso por niveles, mediante el ingreso a la Ley de Carrera Pública, con la cual actualmente solo se beneficia 20% de este grupo.

Según informaron, los trabajadores necesitan que se fije en 2,600 soles la Remuneración Íntegra Mensual (RIM) para la primera escala técnica. Esto significa un incremento aproximado de 1,500 soles en sus salarios.


Roger Chuquín
Redacción


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.