Enfermos son usados como conejillos de indias

El exministro de Salud Uriel García Cáceres denunció que peruanos, bolivianos y ecuatorianos son usados como conejillos de indias, particularmente los enfermos psiquiátricos y oncológicos, por parte de fabricantes norteamericanos de medicinas que años atrás lo hacían con afroamericanos.

Por Diario La Primera | 23 set 2012 |    
Enfermos son usados como conejillos de indias
Los españoles trajeron enfermedades como la viruela, sarampión y gripe.
Denuncia el exministro de Salud Uriel García

Más datos

CHAMANES

Señaló que en la época precolombina existieron médicos a los que se llamaba chamanes que tenían conocimientos filosóficos sobre enfermedades con aciertos pero sin efecto científico.

“Utilizan a esta gente con drogas en desarrollo, nuestros países son campos de experimentación”, dijo al final de su exposición “Concepción y sabiduría de los antiguos médicos peruanos” que se realizó en el auditorio del Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú.

En conversación con nuestro diario el científico precisó que años atrás se produjo un escándalo en Estados Unidos cuando se investigó y comprobó que ciertos medicamentos se entregaban a negros norteamericanos para combatir la sífilis a la que llamaban mala sangre y como consecuencia muchos de los enfermos fallecieron.

“A raíz de esta situación el congreso norteamericano, a iniciativa del parlamentario Kennedy, dictó una norma para impedir que se utilice a la gente en experimentos. Desde entonces se impuso una ley rígida en el control de las medicinas. A esta gente inescrupulosa no le quedo otra cosa que enviar sus experimentos a nuestros países. Sé que incluso en el Hospital de Enfermedades Neoplásicas los regalan sin embargo ahí los venden a los pacientes”.

El extitular de Salud sostuvo que la exministra del portafolio Pilar Mazzeti quiso terminar con este sistema de experimentos, principalmente en Neoplásicas, pero que no se sabe qué poderes influyeron para defenestrarla de dicho ministerio. “Urge un dispositivo similar al norteamericano para no poner en riesgo la vida de los peruanos”.

De otro lado, señaló que desgraciadamente la salud en nuestro medio está muy venida a menos y que es inadmisible que en los hospitales existan consultorios, lo que no se ve en otras naciones donde existen los médicos de la zona y los grandes nosocomios son para enfermedades graves.

Al comentar las grandes similitudes que existe entre la medicina del antiguo Perú y la de Grecia antigua se pregunto “habrá estado Hipócrates en los Andes?” para responderse “por supuesto que no y sin embargo hay tantas coincidencias en las enfermedades y en sus tratamientos”.

Seguidamente añadió: “Existe paralelismo entre la medicina precolombina, tanto de la costa como de los andes, con la de civilizaciones antiguas lo que demuestra que la mente humana reacciona en forma estereotipada. Frente a las enfermedades que han existido siempre los andinos reaccionaban igual que los griegos, por eso afirmamos que no hay nada nuevo bajo el sol, aunque en los últimos años la velocidad con la que avanza la medicina es enorme”.

Con la ayuda de dibujos, huacos del propio museo y otros, García Cáceres sorprendió a los asistentes al afirmar que los indios peruanos practicaban la vacunación contra determinadas enfermedades y que lo propio hacían los chinos y árabes, por ejemplo en el caso de la viruela punzando con una pústula de la enfermedad.

“Estos nativos sin cultura medica tenían conocimientos de cómo curar, lo que se observa en las pinturas rupestres de Toquepala de hace 10 mil años como en mascaras funerarias. Hipócrates, al que se consideraba semidiós, se refería a las cabezas alargadas como vemos en las calaveras peruanas y sus trepanaciones, también describió las fases de enfermos moribundos como figura igualmente en grabados precolombinos”.

Se refirió, asimismo, a los dibujos de Guamán Poma de Ayala con escenas de anatomía y de sueños similares a las observadas en grabados del exterior y al escrito del Inca Garcilaso de la Vega describiendo cómo los indios se hincaban la punta de la nariz cuando sufrían de dolores de cabeza como también lo hacían en el continente europeo.

“Existe un friso romano donde una obstetra atiende a una mujer parturienta de la misma manera como se hacía en esta parte del mundo y que se puede observar en una variedad de huacos”. Sobre las plantas curativas mencionó que se usaban casi las mismas y para los mismos males pero con otros nombres.


Denis Merino
Redacción


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.