Ellas solo piden respeto

“Oiga, señora, eso está prohibido, sálgase de ahí”, le había dicho un efectivo policial, apoyado por sus otros colegas de oficio, a una mujer que solo intentaba tomarse una fotografía. Ella estaba con su cuerpo apoyado en la parte trasera del camión de Salvataje de la Policía. Retando a la autoridad, un poco desenfadada y otro poco con aire burlesco, sujetó el cartel que llevaba y lo alzó. ‘Todas tenemos algo de putas’. Logró que el fotógrafo hiciera click. Y también retar a la autoridad y, a la vez, enrostrarle su poca tolerancia.

| 13 noviembre 2011 12:11 AM | Actualidad | 6.8k Lecturas
Ellas solo piden respeto
Singular movilización despertó miradas desconfiadas en Lima.
Marcha de las P.U.T.A.S. llegó ayer a Lima para denunciar marginación y discriminación contra las mujeres y velado acoso sexual que sufren a diario.
6815

La reacción del policía se debió al vestido casi seductor de la mujer: escote pronunciado, vestido negro de una sola pieza y una casaca de cuero marrón. Angélica Villón es presidenta del Movimiento Trabajadoras Sexuales del Perú. Ella acudió ayer a la convocatoria del colectivo P.U.T.A.S. Por una transformación auténtica de la sociedad.

La marcha de las P.U.T.A.S. se generó con el fin de dar a conocer la problemática de la violencia sexual contra las mujeres, a través de un trabajo de sensibilización y la toma de conciencia social frente a este tema.

“Aquí no vengo como meretriz, sino como una mujer que viene a expresar sus derechos de poder vestirse como quiere y desea. No tengo problemas en decir que he trabajado de prostituta, pero antes que ese rótulo, somos mujeres, somos personas con derechos y que nos merecemos respeto”, dijo a LA PRIMERA Villón tras haber burlado al personal policial, destinado para resguardar la marcha que comenzó en el parque Washington, Cercado y se dirigió hasta el Parque Kennedy, en Miraflores. “La violencia contra la mujer en todos sus matices debe terminar”, precisó Villón.

Pancartas, carteles y diferentes anuncios referidos al respeto que merece la mujer en la sociedad fueron levantados por el casi centenar femenino que se hizo presente en la convocatoria.

“En la calle, siempre nos gritan improperios solamente porque nos vestimos de cierta manera. Eso nos ofende y por ello queremos dar fin a todos estos actos de discriminación y de prejuicio contra nosotras”, mencionó en conversación con LA PRIMERA, una de las organizadoras del movimiento P.U.T.A.S., Rosa Mosquera.

“Muchas veces, las propias mujeres dejamos que nos ofendan con piropos, con insultos, con frotaciones de los hombres en las combis y nadie dice nada. Es hora de cambiar esta realidad”, denunció Mosquera.

Sobre la problemática, subrayó que en muchos casos persiste el miedo por parte de las mujeres “para responder, porque genera inseguridad y golpea la autoestima. La indiferencia y la burla contribuyen a que la violencia contra las mujeres se incremente en una sociedad que permite la impunidad”.

Historia
En abril pasado, en Canadá, el policía Michael Sanghinetti lanzó una declaración abiertamente prejuiciosa durante una conferencia sobre seguridad civil en Osgoode Hall Law School en Toronto: “las mujeres deben evitar vestirse como ‘putas’ para no ser víctimas de la violencia sexual”. Ese comentario originó la primera movilización de denuncia pública en contra de todas las formas de violencia hacia el género femenino.


Gabriel Mazzei
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD