El muro de la vergüenza

La construcción de un muro en los límites de La Molina y Villa María del Triunfo, que tendría como fin proteger a la primera de estas comunas, según anunció su alcalde, Juan Carlos Zurek, es una medida discriminatoria, ofensiva y vergonzosa que, además, es inaplicable de acuerdo a los mandatos constitucionales, indicaron especialistas en arquitectura y derechos humanos.

| 16 abril 2013 12:04 AM | Actualidad | 3.4k Lecturas
El muro de la vergüenza
Rechazan construcción del muro.
Anuncio de municipio de La Molina de construir un muro para evitar “invasión” de vecinos de VMT es discriminatorio, señalan especialistas.
3403

Rocío Silva Santisteban, de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, dijo que las murallas y rejas que se ven por toda la ciudad, tienen el mismo rol discriminativo de separar a grupos de personas “que se creen superiores a su prójimo”. Agregó que combatir la inseguridad puede ser solo un pretexto para este fin.

“Probablemente piensen que el hecho de vivir en casas muy humildes, convierte a los habitantes de esta parte de Villa María del Triunfo en lumpen y por eso no les permitirán pasar a su distrito. Si vamos a construir una ciudad llena de muros, no estamos caminando bien”, argumentó.

Manifestó además que Villa María del Triunfo no tiene los mismos recursos económicos que su comuna vecina. En este contexto, en vez de construir el “Muro de Berlín” de la urbanización Las Praderas, podría invertir en obras de seguridad que beneficien a ambas jurisdicciones.

LIBERTAD DE TRÁNSITO
Julio César Castiglioni, abogado especialista en temas municipales, sostuvo que por mandato constitucional, todo aquello que es parte del suelo, del subsuelo, y de los aires, que no esté registrado en los Registros Públicos, es un área pública. En ese sentido, cercar el cerro y poner un límite entre las comunas es atentar contra la libertad de tránsito.

“En su lógica (el alcalde Zurek), también quisiera cercar los límites de su comuna con otros distritos. Trastoca el principio de unidad territorial de nuestro país. No estamos en estados federales donde cada comuna ejerce su voluntad como quiera. El alcalde debe poner mayor seguridad, coordinar con su serenazgo, policía, entre otros, en vez de orientar sus esfuerzos en construir un muro que no está permitido”, expresó.

Asimismo, detalló que esta parece ser una medida populista, más aún porque Zurek era regidor metropolitano durante la gestión de Luis Castañeda y en ese sentido, conoce de sobra los deberes y límites que tiene cada autoridad edil durante su ejercicio.

NO ES RECOMENDABLE
Pablo Vega Centeno, director del Centro de Investigación de la Arquitectura y Ciudad de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), refirió que las murallas no es lo más recomendable, pues es un sistema de corto plazo, que puede provocar tensiones sociales.


Roger Chuquín
Redacción

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD