El Eclipse lunar más largo del siglo tendrá lugar en julio.

No hay duda alguna de que un eclipse lunar es uno de los espectáculos naturales más maravillosos de los que podemos ser testigos. Si tenemos la fortuna de verlo, no escatimamos en recursos para poder disfrutar de los astros como pocas veces podemos apreciarlos: prismáticos, telescopios, sillas para acomodarnos sobre los tejados, todo lo necesario para poder ver a la luna eclipsada.

Por Natasha Quiñonez | 26 jul 2018 |    
El Eclipse lunar más largo del siglo tendrá lugar en julio
Durante la tarde de mañana, viernes 27 de julio, tendrá lugar un evento astronómico único,
Un fenómeno que no te debes perder.

Más datos

El Eclipse lunar más largo del siglo.

El eclipse lunar del próximo 27 de julio no será uno cualquiera. Este se presenta como el más largo del siglo XXI. La fase total del eclipse de "luna de sangre", durará 1 hora y 43 minutos, durante los cuales el satélite natural de la Tierra adquirirá un color rojo o rojizo espectacular. De principio a fin, todo el evento celestial durará casi 4 horas.

El eclipse lunar total de julio ocurre el mismo día que el planeta Marte alcanza su oposición, es decir, cuando brillará en su mejor momento en el cielo nocturno. Este mes, Marte estará en su punto más cercano a la Tierra desde 2003. Después de la oposición, cuando Marte sea más brillante, alcanzará el punto más cercano el 31 de julio.

Se tratará del segundo eclipse total de Luna de 2018, después del ocurrido el 31 de enero. En aquella ocasión se trataba de una “superluna”, porque el satélite tenía la apariencia de ser especialmente grande. La del viernes, en cambio, será una “miniluna”, ya que se encontrará casi en el punto más alejado de la Tierra y dará la sensación de tener un tamaño menor. También por eso, le llevará más tiempo atravesar el cono de sombra.

¿Dónde se podrá apreciar mejor?La mejor ubicación para apreciar este fenómeno será la mitad este de África, Medio Oriente y Asia central. De igual forma se podrá apreciar en directo desde Europa Occidental (España, Portugal, Reino Unido, Francia o Italia). Lamentablemente en América Latina sólo se podrá apreciar de forma parcial en el este de Sudamérica, como en las ciudades de Buenos Aires, Montevideo, Sao Paulo y Río de Janeiro. En lo que respecta a las regiones del Caribe, Centro y Norteamérica, el fenómeno no podrá ser visto directamente. Pero por la importancia y lo especial de este eclipse, seguramente cuente con transmisiones por televisión e internet; sin contar a las redes sociales como principales

A diferencia de los eclipses solares, no se necesita ningún equipo especial para observar los eclipses lunares. Estos últimos eventos, que ocurren cuando la luna pasa a la sombra de la Tierra, son seguros para ver directamente a simple vista, telescopios o binoculares.

De qué trata la Luna de SangreLa luna se vuelve de color rojo intenso o marrón rojizo durante los eclipses, en lugar de oscurecer por completo. Eso se debe a que parte de la luz solar que atraviesa la atmósfera de la Tierra se curva alrededor del borde de nuestro planeta y cae sobre la superficie de la luna. El aire de la Tierra también dispersa más luz de longitud de onda más corta (en colores como verde o azul); lo que queda es la longitud de onda más larga, el extremo más rojo del espectro.

Según Miquel Serra del Instituto Astrofísico de Canarias (IAC), al entrar la luna en la sombra de la Tierra, lo lógico sería que fuera invisible desde nuestro planeta. "La vemos porque la atmósfera terrestre produce dos efectos sobre la luz solar", asegura el experto del IAC. El primero es el fenómeno de refracción, una curvatura de los rayos del Sol que rodean la Tierra hasta llegar a la luna. El segundo es similar a lo que ocurre durante un atardecer. La atmósfera dispersa los colores más energéticos de la luz solar, como el verde y el azul, de forma que solo los rayos rojos alcanzan la superficie lunar. "El resultado es una luna iluminada con tonos cobrizos, y es lo más espectacular", comenta Serra, que lo considera "interesante y bonito porque no se conoce la intensidad del rojo hasta el momento, y depende del estado de la atmósfera terrestre", explica.

Queda claro que este eclipse lunar no es como cualquiera. Estamos frente al que se transformará en el más largo de todo el siglo XXI. Lamentamos mucho que no sea visible desde Latinoamérica, pero no por eso pasamos por alto la oportunidad de conocer algo respecto a él y disfrutarlo por los medios de comunicación y redes sociales.

Referencia
Natasha Qui?onez

    Natasha Quiñonez

    Natasha Quiñonez

    Perdiodista y asesor de martketing
    Natasha Quiñonez comparte 55 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.