El 60% de los reos sufren trastornos

El integrante de la Asociación Psiquiátrica Peruana (APP), Fernando Salas, alertó sobre la situación que padecen gran parte de los reos en las cárceles peruanas, al indicar que seis de cada diez internos presentan cuadros psicóticos, que los hacen caer en un cuadro de depresión, tener ideas suicidas, tornarse agresivos y hasta escuchar voces inexistentes.

| 12 diciembre 2011 12:12 AM | Actualidad | 2k Lecturas
El 60% de los reos sufren trastornos
Encierro en condiciones precarias afectan salud mental de los internos.
Cuadros de depresión, ideas suicidas y oír voces inexistentes son algunos de los problemas mentales en cárceles peruanas.
2013

Según Salas, quien fue psiquiatra del sistema penitenciario, la psicosis es un estado mental que tiene como característica principal la pérdida del contacto con la realidad, por lo que las alucinaciones o delirios son un patrón común en los pacientes recluidos.

“El hecho de encontrarse preso, condiciona al interno a desencadenar un cuadro psicótico, que es muy común. Hay una cantidad considerable de pacientes que presentan estas crisis duras, sin haber sido condicionadas por la ingesta de drogas u otras sustancias psicoactivas”, anotó.

Salas explicó que cuando el interno atraviesa por un cuadro psicótico, este puede sumergirse en falsas “percepciones auditivas” como oír voces o ruidos, sobre todo en la noche, así como presentar agresividad verbal y física.

El especialista indicó también que la depresión del interno no solo genera en el reo que la padece, tener ideas suicidas sino hasta el extremo de programarlas, lo que representa un mayor riesgo.

Salas mencionó que la pérdida del sentido o del juicio de la realidad supone un transtorno mental que afecta al desarrollo del día a día en el interno así como con el contacto con la realidad que lo rodea.

“Esto se ve a diario. También la depresión, si no es bien tratada, puede sumarse a la sintomatología psicótica. Solo existe un psiquiatra para toda la población penitenciaria (casi 50 mil reclusos), cuando debería haber por lo menos uno en cada cárcel”, manifestó el experto.

MÁS CONSULTORIOS
Ante ello, Salas propuso contar con consultorios psiquiátricos en cada centro de reclusión, donde el interno pueda recibir el tratamiento médico adecuado, completar su proceso de regeneración de conducta y de readaptación e integración a la sociedad.

Ejemplificó con la anamnesis, un proceso que permite traer al reo depresivo, recuerdos del pasado y reunir datos de su vida como antecedentes familiares y personales, signos y síntomas que experimenta en fase de crisis, experiencias y, sobre todo, recuerdos.

Con esa información, dijo el especialista, se puede formar un historial médico que proporciona datos relevantes para diagnosticar posibles enfermedades.

“Si el paciente recluido en prisión no sigue una evaluación psiquiátrica, no se puede decir que está totalmente rehabilitado, regenerado y listo para retornar a la sociedad, pues para ello debe tener una buena salud mental”, recomendó.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario

Espere...
1.2275390625