Dilatan el juicio de caso Oquendo

A fines de mayo de este año, la fiscal Rosario Carpio Cortez de la Sétima Fiscalía Penal del Callao, denunció penalmente a Carlos Condorcahuana Roca, abogado de las empresas Villas Oquendo y Promotora Oquendo de propiedad de familia Mujica, y a Diego Eloy Orillo Barboza, por los hechos ocurridos en junio del 2009, cuando estas dos personas junto con un grupo de matones de la banda del “Cholo Jacinto” y ante la vista y paciencia del mayor PNP Ramiro Araujo Sánchez y el destacamento a su cargo, agredieron físicamente al campesino Serapio Navarro Caballa y lo despojaron de sus tierras (15 mil metros cuadrados).

Por Diario La Primera | 01 oct 2010 |    
Dilatan el juicio de caso Oquendo
Exigen que justicia peruana decida destino de extena área.
Desde mayo de este año, el sexto juzgado penal del Callao demora apertura de instrucción contra abogado de familia Mujica por delito contra el patrimonio.

Más datos

DETALLE

Condorcahuana tiene abierto otro proceso penal por destrucción del patrimonio cultural en la zona arqueológica de Oquendo. Lo que es por lo menos irónico, ya que Ramón Mujica Pinilla, miembro de la familia propietaria de las empresas que aplanó una huaca y destruyó bienes culturales, acaba de ser nombrado director de la Biblioteca Nacional y es funcionario del novísimo ministerio de Cultura.

Este caso, denunciado por LA PRIMERA, se origina en la decisión del señor Navarro de alquilar parte de sus tierras para la instalación de un depósito industrial, lo que desató las iras de los que se consideran los amos y señores de la zona, dueños de todos los terrenos, en nombre de los derechos que disponían antes de ser afectados por la reforma agraria. Ciertamente el “derecho” que reclamaban los Mujica a través de Condorcahuana, lo ejercitan a golpes. Así que para que Navarro Caballa no pudiera concretar el contrato de alquiler que tenía pactado, lo desalojaron sin contemplaciones y se posesionaron de los terrenos. Sobre esto se pronunció la fiscal Carpio, desestimando la pretensión de Marisa Mujica Pinilla y su abogado, de aparecer como los usurpados, y dando la razón al campesino y al empresario despojados por la fuerza.

Los sucesos del 26 de junio del 2009, están filmados y fotografiados, incluyendo la actitud cómplice del jefe policial Araujo Sánchez y dos policías que lo acompañaban.

En un momento del forcejeo, Condorcahuana aparece amenazando con “agarrar a balazos”, al que se oponga. La gravedad de los hechos y la repetición de actos de violencia en Oquendo ameritarían que el juez acelere el proceso. Los implicados, sin embargo, temen que otra vez la justicia chalaca traicione sus obligaciones y vuelva a archivar el caso, como ha ocurrido en otras denuncias similares.

Condorcahuana, tiene abierto otro proceso penal por destrucción del patrimonio cultural en la zona arqueológica de Oquendo. Lo que es por lo menos irónico, ya que Ramón Mujica Pinilla, miembro de la familia propietaria de las empresas que aplanó una huaca y destruyó bienes culturales, acaba de ser nombrado director de la Biblioteca Nacional y es funcionario del novísimo ministerio de Cultura.

Raúl Wiener
Unidad de Investigación

Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.