Desmienten acusaciones en Jicamarca

Juan Mosquera Zavala y Percy Deza Ureta, quienes días atrás declararon que Germán Cárdenas, presidente de la junta de administración local del anexo 22 de Jicamarca en San Juan de Lurigancho estaría traficando con terrenos de la comunidad, fueron denunciados y desmentidos por Víctor Vilca, representante de los comuneros del lugar, quien indicó que existe una sentencia en contra de ellos, que los declara como culpables del tráfico de terrenos.

| 03 noviembre 2009 12:11 AM | Actualidad | 1.4k Lecturas

Más datos

MARCHAN

El representante de los pobladores del anexo 22 de Jicamarca denunció también que la manifestación que se realizará hoy rumbo al Poder Judicial y al Congreso, servirá sólo para atentar contra ellos. “El señor Percy Deza es quien dirige los actos vandálicos y pretende enriquecerse ilícitamente, defendiéndose con títulos falsos”, puntualizó Vilca.
1471

“Estas personas son delincuentes al transgredir nuestras tierras”, señaló Vilca y refirió que la mencionada comunidad cuenta con un título de uso y usufructo desde 1986.

La acusación interpuesta por Juan Mosquera a Germán Cárdenas, por delito de lavados de activos y venta ilegal de terrenos, fue también desmentida por el representante de los comuneros, quien aseguró que no hicieron entrega de ningún título de propiedad. “Nunca entregamos nada porque no somos propietarios, sino usuarios y usufructuarios de acuerdo a la ley”, indicó.

Vilca sostuvo que un grupo de comuneros acudió a Registros Públicos y comprobó que los lotes que ocupan fueron comprados por Mario Soel, Emilia Antayhua Falcón y José Vásquez Barturén y que ellos fueron quienes los quisieron desalojar.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD