Denuncian a KFC por atentar contra los consumidores

La Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios (ASPEC) denunció ante Indecopi a la empresa Delosi S.A, que maneja en Perú a la franquicia Kentucky Fried Chicken, por violar los derechos a la salud, idoneidad, seguridad, inocuidad e información, que están contenidos en el Código de Protección y Defensa del Consumidor.

| 05 enero 2013 12:01 AM | Actualidad | 2.4k Lecturas
Denuncian a KFC por atentar contra los consumidores
Aspec presentó denuncia ante Indecopi.
Aspec toma cartas en el asunto para defender salud, seguridad, información, entre otros, de los clientes
2448

La referida agrupación indicó que su denuncia se sustenta en la clausura y multa que la Municipalidad de San Miguel ejecutó en el local ubicado en la cuadra 22 de la avenida La Marina, tras comprobarse que los cocineros del establecimiento empleaban aceite usado para elaborar sus frituras.

El consumo de la comida rápida hecha con esta grasa, explica Aspec, produce daños a la salud como hipertensión, incremento de los ácidos grasos en plasma, esteatosis hepática (afectación al hígado), resistencia a la insulina (hormona segregada por el páncreas que regula la cantidad de glucosa en sangre) y diabetes mellitus tipo 2 y hasta cáncer.

Sobre este punto, Crisólogo Cáceres, presidente de dicha organización, indicó que a fin de prevenir daños irreparables a la salud, el aceite debe ser desechado después de utilizarse en la elaboración de comidas, conducta que, a todas luces, no fue ejecutada por los cocineros del local, según comprobaron los agentes municipales de San Miguel.

Resaltó, además, que estos hechos implican una violación de varios derechos de los consumidores, como la protección para la vida, salud e integridad física, el acceso a información oportuna y veraz, la seguridad de los consumidores y la inocuidad de los alimentos, por ejemplo.

“Como se aprecia, son muchos los derechos violados por la empresa que, lejos de pedir disculpas públicas o informar sobre las medidas correctivas que adoptará, continúa operando en el mercado como si nada hubiera sucedido”, indicó Cáceres.

Finalmente, Aspec señaló que, como si lo anterior no fuera suficiente, KFC colocó avisos publicitarios encima de los carteles en los que se informaba a los consumidores que el local había sido sancionado por la autoridad edil, de modo tal que siguieron comprando allí y el negocio continuó funcionando como si nada hubiera sucedido.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

1.21092200279