Delincuencia gana terreno a la policía

El director del Instituto Nacional de Salud del Niño (INSN), Roberto Shimabuku confirmó ayer que Romina Cornejo Ramos (3), la menor que resultó herida en el frustrado atraco del domingo último quedará cuadrapléjica por el resto de sus días. Es decir, no volverá a mover sus brazos ni piernas, no volverá a hacer lo que cualquier niño de tres años hace, a consecuencia del impacto de bala que recibió en el cuello y que le destrozó parte de la medula ósea tras el intento de los “marcas” por robar los seis mil dólares que su familia había comprado momentos antes en el jirón Ocoña, en el centro de Lima.

Por Diario La Primera | 10 ago 2010 |    
Delincuencia gana terreno a la policía
Abuelos y padres de la menor baleada recibieron la triste noticia. Inseguridad en Lima cobra nueva víctima.

Más datos

DETALLE

La familia de la pequeña Romina abrió una cuenta en soles en el Banco Continental 0114620 2001893-29, para recibir la ayuda de la gente, esperan su colaboración.

Estos últimos acontecimientos delictivos, como el asesinato de Máximo Porras Panduro (40), el llamado rey de la papa, quien murió luego de recibir ocho impactos de bala que los hampones le descerrajaron en su propia casa con el fin de robarle 28 mil soles, así como el asesinato del administrador de la discoteca Kapital por el robo de 29 mil soles y el desafortunado caso de Romina Cornejo, también víctima de desalmados marcas demuestran la falta de seguridad en la ciudad.

¿Qué está pasando en Lima para que se llegue a este nivel de violencia y peligrosidad? Para Gabriel Prado, especialista en temas de seguridad ciudadana, la delincuencia común ha llegado a un nivel en el que no les cuesta nada desafiar a la policía y esto los lleva a cometer sus actos delictivos a plena luz del día, sin distinción de espacios cerrados o públicos, alentados por la inacción del Estado frente a la criminalidad que se ha incrementado considerablemente en los últimos años. “La delincuencia avanza rápidamente porque no hay respuesta por parte de la policía que hasta ahora no ha podido controlar lo que ahora es el problema neurálgico de la sociedad. El caso ocurrido en la Vía Expresa es un hecho lamentable que demuestra la osadía de los malhechores en perpetuar estos delitos retando a los policías, y esto lo hacen porque los delincuentes saben cuáles son las dificultades y carencias de quienes resguardan las calles. Ahora los delincuentes son más violentos”, señaló el especialista.

Prado también manifiesta que la delincuencia y criminalidad están ganando terreno a la policía porque “mientras el Estado sigue sin implementar políticas eficaces y recursos en contra de este problema, los delincuentes se van profesionalizando”.

Culpa de autoridades
Para César Ortiz, presidente de la Asociación Pro Seguridad Ciudadana (APROSEC) esta situación de inseguridad ciudadana que afecta a toda Lima y a gran parte del país es sólo el resultado de la ineficacia del gobierno al tratar de aplicar planes de contención sin el debido uso de herramientas adecuadas ni recursos necesarios para contrarrestar la delincuencia. “La criminalidad violenta se ha incrementado en los últimos años, ahora matan a personas comunes por robarles el carro y les disparan por robarles hasta un celular. La inseguridad ciudadana ya no es un tema coyuntural. El gobierno debe entender que la delincuencia es permanente pues siempre hay criminalidad en todas partes, el problema es que acá las autoridades no actúan con criterio. Ellos deben reformar profundamente las bases para controlar la delincuencia y no dejar que siga creciendo”, recalcó Ortiz Anderson.

Además, Ortiz señaló que la inseguridad ciudadana no es sólo problema de la policía, sino de todas las autoridades que velan por la seguridad. “No hay control en los penales, por eso se ve que todavía los delincuentes que están dentro de una carceleta siguen planeando delitos. De los penales han salido casi cuatro mil personas, cuántos de ellos se han resociabilizado y cuántos de ellos seguirán cometiendo crímenes”, concluyó el analista.

Drama de Romina
Un último sondeo de la Universidad Católica muestra que el 91% de la población considera a Lima como muy insegura, resultados que queda reflejado en el lamentable estado que la pequeña Romina Cornejo vive actualmente. Sus padres son jóvenes sin empleo y no tienen el suficiente dinero para solventar los gastos médicos que demanda la atención de su pequeña hija, por eso su intención de llevarla al hospital Guillermo Almenara para que sea atendida en el Seguro, pero la salud crítica de Romina impide que el traslado.

“Los doctores ya me dijeron que se va a quedar así, cuadripléjica, y que si quiero sacarla del hospital tendré que hacerlo con una ambulancia con ventiladora artificial pues ella sola no puede respirar. Yo no tengo dinero para comprar ese aparato que cuesta casi 50 mil soles, pido que me ayuden” dijo entre sollozos Luis Franco Cornejo Vega (20) padre de la menor que solo mantiene a la familia con trabajos temporales. Mi hija lloró cuando me vio. Parece que se da cuenta que no puede mover su cuerpo” replicó Luis.

Yossy Honorio
Redactora

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.