Defiende al asesino

El principal sospechoso del asesinato del sacerdote costarricense Linán Ruiz Morales, Carlos Navarro Fernández (25), fue defendido por su madre, Elisa Itati Fernández de Navarro, quien aseguró que el día del crimen su hijo estaba en Cañete.

Por Diario La Primera | 05 set 2010 |    

Desde su vivienda en Cañete, la mujer dijo que desde hacía cinco meses su hijo no visitaba el convento franciscano, puesto que vivía en Cañete junto a su pareja. “Es inocente. No sé por qué lo están involucrando. Él vivía antes en el convento (durante tres años), pero desde hace cinco meses ya no va”, declaró la acongojada madre.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.