Comunidades nativas postulan para Beca 18

LA PRIMERA llegó a Pichari, en la selva del Cusco, donde por primera vez un grupo de jóvenes de comunidades nativas postuló para seguir estudios superiores en Lima.

Por Diario La Primera | 15 feb 2013 |    
Comunidades nativas postulan para Beca 18
Estudiantes del Vraem postulan por beca 18.

Un grupo de estudiantes de la comunidad nativa de Kempire y de otras ubicadas en el Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem) postuló por primera vez a una de las 500 becas que otorga el programa BECA 18 para poder continuar sus estudios superiores en universidades e institutos de la capital y otras zonas del Perú.

LA PRIMERA llegó hasta el distrito de Pichari, provincia de La Convención, en el corazón de la selva del Cusco, para conocer de cerca este proceso y la expectativa que genera en las familias de escasos recursos.

Las evaluaciones empezaron el miércoles en el colegio Miguel Grau, en Pichari, y en un local comunal en la zona de Santa Rosa donde se tomaron los exámenes para postular a una universidad.

Mirelli y Sara, dos de las tres jovencitas de la etnia Kempire, revelaron a LA PRIMERA que postularán a la carrera de Educación para salir adelante con sus familias pero con la intención de retornar a su tierra y ayudar a sus hermanos kempireños a salir del atraso.

“Nosotras terminamos el colegio pero ayudamos en el campo a nuestras familias. Todas vamos a estudiar educación porque pensamos que es importante para ser mejores. Esperamos obtener una beca y que el gobierno siga ayudando a esta zona tan olvidada”, afirmaron las adolescentes.

Iván Cisneros, Asesor de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) en temas del Vraem, natural del valle del Ene y egresado de la Universidad de San Marcos, afirmó que es la primera vez que niños de comunidades nativas postulan a becas de estudios superiores. “Es una gran oportunidad para cambiar su realidad”, señaló, y agregó que en las zonas alejadas del país o en el caso de comunidades nativas, se debería bajar el promedio para alcanzar una beca debido a la situación de la enseñanza en dichas zonas.

“Yo estudié primaria y secundaria en el valle del Ene y luego viajé a Lima para estudiar en San Marcos. Pero regresé a mi tierra. En estas comunidades nativas los niños ayudan a sus padres en el campo y las niñas son madres de familia, es una sociedad machista. Esa realidad se debería cambiar”, afirmó Cisneros.

Además de Mirelli y Sara, dos jóvenes más llegaron de Kempire para postular en Pichari. A nivel nacional, trece aspirantes provienen de otras comunidades nativas del Cusco y un grupo mayor de comunidades nativas de la zona de Mazamari en Junín.


Alejandro Arteaga
Enviado especial

Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.