Colectivo en defensa de la mujer, “Ni una menos”, vuelve a las calles

En una sociedad “machista” ¿podrá sobrevivir en el tiempo?

En el año 1995, Susana Chávez, poeta mexicana, escribió un poema con la frase “Ni una muerta más” para protestar públicamente en todo México por los femicidios continuos llevados a cabo en Ciudad Juárez.

| 27 noviembre 2017 03:11 AM | Actualidad | 2.6k Lecturas
Colectivo en defensa de la mujer, “Ni una menos”, vuelve a las calles
Nació como una necesidad ante los femicidios que no paraban (no paran)
Por: Claudio Quiñonez
2635

En 2011, la asesinaron brutalmente por ser mujer y hacer campaña en contra de dicha violencia. Este lamentable suceso trajo: dolor, La unión y la idea de organizar el colectivo “NI UNA MENOS”, que nació como una necesidad ante los femicidios que no paraban (no paran) de suceder día a día en cualquier parte del mundo; esta organización ha tenido réplicas en algunos países de América, buscando sensibilizar a la sociedad sobre lo importante de defender los derechos de las mujeres en la estructura de la sociedad moderna.

En Perú, Este sábado 25 de noviembre el colectivo “Ni una Menos” marchará por las calles de la ciudad de Piura, bajo el lema “Nada ha cambiado, volvemos a las calles”, en el marco del día nacional contra la violencia a la mujer.

La nueva movilización, en rechazo a la violencia contra la mujer, está programada a partir de las 3 p.m. La concentración será en la Plazuela Merino, donde se espera la llegada de delegaciones de diferentes provincias de la región.

Entre las organizaciones que ya han confirmado su asistencia para la marcha de este sábado figuran: Colectivo por la Igualdad de Género, Centro Ideas, OPI, Colegio de Trabajadores Sociales, Red Nacional de Promoción de la Mujer, Red de Mujeres Autoridades de Piura, CIPCA, Progreso, entre otros.

En menos de una semana tres casos han impactado en el país, como la denuncia por agresiones que presentó la periodista Lorena Álvarez contra su ex pareja, así también el caso de Vanessa Arzápalo, una cobradora de combi que quedó desfigurada a manos de su ex esposo.

Pero el caso de Micaela de Osma fue el que más impacto produjo. Ella fue arrastrada por Martín Camino Forsyth, el hombre con el que convivía y que la jaló por la calle hasta su departamento. Este hecho fue grabado por una vecina que denunció el maltrato en redes sociales.

Es así que se realizará una nueva marcha contra las agresiones que soportan miles de mujeres en Perú.

Según cifras del Ministerio de la Mujer, de enero a setiembre del 2017, los Centros de Emergencia Mujer (CEM) han registrado que 5.707 mujeres fueron víctimas de violencia sexual. El 71,33% de estos casos corresponden a ni ñas y adolescentes. Es más, 3.125 casos fueron violaciones sexuales. Así, cada día, 11 mujeres son violadas en nuestro país.

“Por eso necesitamos un enfoque de género transversal, como prevención ante este problema. Lo necesitamos en los colegios, la Policía, el Poder Judicial, en todo el Estado. Lamentablemente, la mayoría fujimorista en el Congreso se opone”, explica García Asenjo.

Por ejemplo, un policía entrenado con enfoque de género podría tratar mejor a una víctima de violencia sexual; un fiscal podría actuar de oficio sin necesidad de que la víctima tenga que hacer una denuncia; y una sociedad educada con enfoque de género sería más empática con las víctimas de la violencia.

En una sociedad “machista” ¿Podrá sobrevivir en el tiempo?

Es una gran interrogante que se presenta para toda aquella mujer que integre a estas organizaciones o colectivos que tienen un sentido importante para su existencia, desarrollo y consolidación; pero que puede chocar constantemente con la presencia consolida en las áreas de poder de la estructura social humana dominada mayoritariamente por el sexo masculino: política, economía, judicial, legislativa, cultural comunicacional y hasta religiosa.

La historia de la humanidad no cambia. Los altos cargos no sólo están “prohibidos” a la mujer en el sector privado. Con el paso de los años tampoco ellas tienen representación primordial en las más altas esferas de la Administración General del Gobierno en casi todos los países, lo cierto es que la mujer sigue relegada a la segunda fila en las altas responsabilidades del Estado. De hecho, sólo ocupan tres de cada diez altos cargos (32,8%) en la más elevada jerarquía administrativa. En 2006, eran solo el 27 por ciento.

Un avance de cinco puntos que puede parecer mucho, pero casi insignificante si se toman las cifras absolutas. Hay sólo diez secretarías de Estado frente a 24 hombres que ejercen esa responsabilidad. Una proporción (alrededor del 30%) similar se mantiene a medida que se va descendiendo en el escalafón: seis secretarías generales y 14 secretarios, y 70 directoras generales frente a 159 varones. Las subsecretarías son el único nivel en el que ellas han ganado terreno: nueve mujeres frente a ocho hombres.

El colectivo “Ni una menos” tiene un objetivo fundamental e importantísimo para su existencia, y hasta ahora han crecido poco a poco en Perú y otros países de América realizando actividades que buscan hacer públicas sus denuncias en pro de la defensa igualitaria del sexo femenino; pero tendrán que analizar cómo proyectar su futuro, a través de marcar estrategias que busquen entre otras cosas como poder lograr solidarizar y sensibilizar a hombres y mujeres que ocupan cargos de relevancia en lo público y en el sector privado o también proponerse a cómo a futuro hacerse de cargos de poder en la estructura social, para poder lograr el original cometido “la igualdad de la mujer”; ¿ lo lograran? O sencillamente chocaran contra el enorme muro que representa el sexo masculino en la historia de nuestras vidas.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


Fuente: > Claudio Quiñonez
La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital