Cipriani quiere desalojar local de monjas solidarias

Un movimiento de ciudadanos denunció que el Arzobispado de Lima pretende desalojar a un grupo de monjas que alquilan una antigua casona del centro de Lima, en la que operan el prestigioso restaurante “L’ Eau Vive”, cuyas ganancias sirven para ayudar a los necesitados.

| 19 mayo 2013 08:05 PM | Actualidad | 3.4k Lecturas
Cipriani quiere desalojar local de monjas solidarias
Denuncian que Arzobispado de Lima pretende despojar a religiosas voluntarias de restaurante L’ Eau Vive, cuyas ganancias son destinadas para apoyar a indigentes.

Más datos

3469

L’ Eau Vive está ubicado en la cuadra 3 del jirón Ucayali, frente al palacio de Torre Tagle, y recibe con frecuencia a ministros, congresistas, turistas y diversas personalidades que acuden a degustar los finos platos preparados por las misioneras, que laboran como voluntarias, pues el dinero recaudado lo usan para alimentar y dar medicinas y otra ayuda a indigentes.Este año cumplen 35 años de trabajo pero su tranquilidad por el bien que hacen a los más necesitados se ha transformado en una angustia interminable.Según el pronunciamiento de un grupo de personalidades, solidario con las religiosas, el plazo que dispuso el Arzobispado a cargo del cardenal Juan Luis Cipriani, para desocupar la casona, venció en febrero y en cualquier momento pueden ser lanzadas, sin que se les quiera reconocer ni un centavo de lo que invirtieron para restaurar la bella casona.

LA PRIMERA obtuvo información que la autoridad católica del país pretende ubicarlas en otro local más viejo y deteriorado y cobrarles un fuerte alquiler.

Los ciudadanos solidarios con las religiosas están recolectando más firmas para presentarlas al cardenal, como expresión de la preocupación que origina el pretendido desalojo.El restaurante “L’Eau Vive” inició su actividad con el apoyo del cardenal Juan Landázuri Rickets, quien facilitó la casona a las religiosas y las ayudó a remodelarla, luciendo ahora como nueva y con un gran valor.HERMETISMOLas religiosas que dirigen el restaurante evitaron dar declaraciones porque explicaron que está en curso un juicio sobre el caso y temen la reacción del Arzobispado.

Pese a todo, “L’ Eau Vive” continúa funcionando con normalidad por el momento.

Consultados por LA PRIMERA, funcionarios del Arzobispado de Lima negaron tener información sobre el restaurante y declinaron dar declaraciones hasta indagar más sobre lo ocurrido.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD