Choferes que reinciden reflejan conductas psicopáticas

La alta incidencia de accidentes de tránsito protagonizados por choferes de transporte público revela que estas personas han desarrollado conductas psicopáticas, al mostrar poco o ningún interés por respetar las normas de tránsito ni la integridad de los pasajeros que trasladan, señalaron especialistas.

| 16 abril 2014 04:04 PM | Actualidad | 1.9k Lecturas
Choferes que reinciden reflejan conductas psicopáticas
Choferes que causan accidentes y reinciden reflejan conductas psicopáticas
1988

Eva Caballero Jiménez, psicóloga del Hospital Sisol de San Martín de Porres, precisó que si bien estos conductores no son psicópatas en términos clínicos, su comportamiento se acerca a ese tipo de desorden mental dado que han perdido el sentido de la responsabilidad y de empatía con las demás personas.

Se sienten controladores y no controlados, y eso responde al medio en el que se desenvuelven, pues nadie les pone límites, no les interesa la vida ni las reglas y ni siquiera ellos mismos, pues también arriesgan su propia vida”, afirmó.

La especialista precisó que el 25% del cerebro es reptiliano, el 55% mamífero y solo el 20% pertenece a la razón; es decir, las personas tenemos un 80% de animales. Esta condición provoca que al llegar a un estado de tensión muy alto, el cerebro se bloquea, a la persona no le interesa causar daño y lo único que hace es justificarse.

Caballero Jiménez señaló que la preocupación por ganar dinero con la mayor cantidad de recorridos -pues la mayoría de choferes son trabajadores y no propietarios de los vehículos-, así como la tensión que experimentan diariamente y la falta de descanso, genera en los conductores un alto grado de ansiedad e incluso inestabilidad emocional.

Explicó que, con todas estas características condicionantes, el cerebro se altera y la capacidad visual se altera, lo que hace que al manejar a gran velocidad el chofer deja de percibir las señales que se encuentran en la ruta recorrida.

La psicóloga manifestó que la solución a este problema pasa por cerrar filas, actuar con decisión aplicando las sanciones estipuladas en las normas de tránsito y no darles opción a que los choferes infrinjan la ley.

Asimismo, recomendó que los choferes reciban charlas de capacitación y sean sometidos a evaluaciones psicológicas periódicas para renovar su autorización para operar.

"Para esto es necesario un trabajo coordinado entre autoridades, policías, inspectores municipales y hasta los mismos usuarios, quienes muchas veces contribuyen a esta situación al subir a vehículos llenos, bajar a mitad de los paraderos, no usar los puentes peatones, entre otras infracciones a las normas", manifestó.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital