Cárcel por negligencia y violación

El cirujano plástico Max Álvarez tuvo una exitosa carrera y era conocido por ser el favorito en operaciones estéticas en el ámbito farandulero, pero la muerte de la modelo argentina Carla Badaracco a causa de una rinoplastia mal practicada en noviembre de 2002 más la denuncia por violación sexual entablada por la bailarina Lucy Cabrera terminaron con su trayectoria profesional.

| 24 mayo 2012 12:05 AM | Actualidad | 991 Lecturas
TRAYECTORIA DESTRUIDA
991

En el primer caso la justicia lo halló responsable de los delitos de homicidio simple y de desaparición de pruebas por los que fue condenado a ocho años de cárcel, mientras que posteriormente fue hallado culpable por delito contra la libertad sexual en agravio de Cabrera. Entre otras pacientes Álvarez habría atendido a Paula Marijuán, Tula Rodríguez e incluso Keiko Fujimori y su mamá Susana Higuchi.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario