Cárcel por negligencia y violación

El cirujano plástico Max Álvarez tuvo una exitosa carrera y era conocido por ser el favorito en operaciones estéticas en el ámbito farandulero, pero la muerte de la modelo argentina Carla Badaracco a causa de una rinoplastia mal practicada en noviembre de 2002 más la denuncia por violación sexual entablada por la bailarina Lucy Cabrera terminaron con su trayectoria profesional.

Por Diario La Primera | 24 mayo 2012 |  1k 
TRAYECTORIA DESTRUIDA
1013  

En el primer caso la justicia lo halló responsable de los delitos de homicidio simple y de desaparición de pruebas por los que fue condenado a ocho años de cárcel, mientras que posteriormente fue hallado culpable por delito contra la libertad sexual en agravio de Cabrera. Entre otras pacientes Álvarez habría atendido a Paula Marijuán, Tula Rodríguez e incluso Keiko Fujimori y su mamá Susana Higuchi.

Referencia
Propia



    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.
    Loading...

    Deje un comentario