Basta ya de tragedias en las pistas

El accidente del día jueves en el kilómetro 53 de la Carretera Central que causó la muerte de 12 personas por la explosión de pirotécnicos transportados en un vehículo de pasajeros, es la trágica confirmación de la inoperancia de los sistemas de control estatal de las grandes vías terrestres, a cargo de la Sutran.

| 23 octubre 2011 12:10 AM | Actualidad | 679 Lecturas
ENFOQUE
679

Veinte kilómetros más arriba, el 6 de octubre de este año, murieron en un viaje de medianoche otra docena de personas, entre ellas varios niños, en una combi sin autorización para este tipo de servicio y sin cinturones de seguridad.

En los dos casos, los vehículos mortales habían pasado minutos antes por el control carretero de Corcona operado por la Sutran al lado de la Policía de Carreteras.

En esos controles, como reseñó LA PRIMERA hace unos días, se toman largo tiempo con cada chofer intervenido, moviéndolo de un lado a otro, en un tropel de funcionarios y policías, mientras en sus narices pasan otros carros que violan flagrantemente los reglamentos. Todo ello, por supuesto, se presta a la coima. Tanto la combi nocturna del día 6, como la Coaster explosiva del 20, pudieron ser detenidas y obligadas a no seguir circulando, con lo que nos hubiéramos ahorrado 24 muertos

Pero otra vez, la señora superintendenta, la contadora Elvira Moscoso, está diciendo que esa parte de la fiscalización no le compete porque se trata de rutas locales, que es su definición para el trayecto Chosica-Matucana.

El problema es que, si así fuera, todos pasan por la misma carretera e idéntico control, y que uno de los principales riesgos de la Carretera Central estriba precisamente en esa mezcla de lo local con lo interprovincial, que impide frenar la informalidad.

Una Coaster explotando en la carretera luego de una grosera burla al reglamento al transportar sustancias peligrosas con pasajeros, es un baldón brutal a los esfuerzos por ordenar el transporte carretero.

Si los jefes de la Sutran no lo entienden y solo vuelven a justificarse entonces estamos perdidos. El lema de tolerancia cero tendrá que cambiarse por el de seguridad cero.

Es tiempo de decir: basta de accidentes (RW).

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD