Baños que no necesitan de agua

Somos testigos de cómo la naturaleza ha azotado con toda su furia a nuestra escaza política de prevención, alrededor de 100,169 damnificados, más de 134,290 viviendas afectadas, no son suficientes para que nuestras autoridades y nosotros tomemos consciencia sobre la seriedad del asunto, y lo importante que es estar preparados para algo que sabemos no es nuevo para el país, esas son las últimas cifras del Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN) y lamentablemente el numero sigue creciendo, puesto que los desastres no paran ni van a parar.

| 21 marzo 2017 10:03 PM | Actualidad | 3.4k Lecturas
Baños que no necesitan de agua
Apropósito de la difícil situación que está afrontando el Perú.
Por: Valeria Chuquimez
3465

LO HAN PERDIDO TODO

Las consecuencias las hemos vivido todos, quizá no todos tuvimos consecuencias de grandes magnitudes como muertes (tanto humanas como animales), perdida de hogares y de sustento económico ya que algunas familias dependían de la producción de sus animales y sus tierras. En segunda mano, tuvimos el colapso de servicios de agua, desagüe y luz en algunas zonas, pero si algo es cierto es que todo el Perú será víctima de las inundaciones de tierras dedicadas a la ganadería y agricultura por el alza de precios y escases que nos esperan, el cierre de carreteras que nos impedirá movilizarnos con tranquilidad, también la cancelación de clases a nivel nacional.

Lamentablemente solo nos queda hacernos responsables de la falta de preparación y prevención de nuestro tan caótico país. Las personas más damnificadas, quienes aún se encuentran presenciando el terrible escenario de no tener donde vivir ni que comer, ahora más que nunca, necesitan ayuda, de todas partes y de la manera en la que sea posible.

BUSCAMOS SOLUCIONES

Siendo conscientes del contexto en el que nos encontramos, no sirve de nada opinar ni culpar a alguien, tan solo ayudar, es necesario dar propuestas para solucionar el sin número de problemas por el que estamos pasando y vamos a pasar. Es necesario innovar, desarrollar de manera sostenible, gente que esté dispuesta a enfrentar esta situación. Esperar que la política actúe, es en vano, pero para eso existe la ciencia.

La iniciativa lleva el nombre de SANILAB, y fue desarrollado por un Grupo de investigación, El nombre de este grupo es Laboratorio D-Lab Innovación Inclusiva, de la Pontificia Universidad Católica del Perú, siendo Raúl Muñoz el CEO (Chief Executive Officer) de D-Lab.Ellos vienen desde hace un par de años, ayudando a los habitantes de la comunidad que no poseen un adecuado sistema de agua y alcantarillado. Este proyecto ya ha sido ganador de Ideas Audaces en el 2016, concurso realizado por el programa Cienciactiva del Consejo Nacional de Ciencia Tecnología e Innovación Tecnológica (CONCYTEC). El proyecto está basado en la implementación de baños que funcionan sin agua, es decir baños secos y ergonómicos que se pueden transportar, estos baños almacenan heces y orina para que luego sean transformadas mediantes procesos más específicos en abono, que puede ser comercializados por los usuarios, beneficiando así la producción y comercialización de alimentos y mejorando la salud y sobretodo la condición de vida de cientos de personas.

Lo mejor de todo es que no necesita agua para funcionar, por lo que su uso es perfecto en situaciones de emergencia como la que estamos afrontando, también es transportable, pesa tan solo 5kg, cuenta con una correa ubicada en la parte posterior que permite transportarlo si ocurriese algún tipo de desastre como por ejemplo un terremoto, huaico o lluvias intensas como las que estamos presenciando.

Pero este proyecto tiene visión, inicialmente no fue creado solo para casos de emergencia si no para apoyar a familias y poblaciones vulnerables de zonas urbanas y rurales del Perú para mejorar su calidad de vida mediante la investigación y desarrollo de proyectos sostenibles de tecnologías de bajo. Por ejemplo zonas como Pachacamac, lugar que recibe miles de visitas debido a sus lomas olvidando quizá que del otro lado hay muchas familias viviendo con notables carencias, fue en este distrito en donde ya fue implementado SANILAB.

EFICACIA

Pilar Huaranca Mayures, vive junto con su familia y posee una empresa de mototaxis que son su único ingreso económico, gran parte de estos ingresos han sido destinados a la construcción de un silo, que como sabemos no es solo anti higiénico y costoso, sino que lamentablemente para ella y su entorno, es necesario. Muchas personas viven en zonas donde no es posible instalar un baño común como el que muchos tenemos en casa, el inodoro de arrastre hidráulico. Ante esta situación Pilar y su familia no tenían esperanzas por tener una calidad de vida adecuada, pero hace dos años un grupo de profesores y alumnos universitarios tocaron su puerta ofreciéndole ayuda.

Pilar fue tan solo una de las personas que pudo probar el proyecto, y hasta el día de hoy no deja de dar las gracias por el bienestar que le brindaron. “SANILAB me ha ayudado porque es mucho más económico que un silo o un baño normal” comenta Pilar mientras la entrevistan ya que semanalmente recibe la visita del grupo de voluntarios que se encarga de la evaluación y el mantenimiento del proyecto, para conservar su efectividad y sesionarse de funcione adecuadamente.

La Primera

BIEN COMÚN

Como ya sabemos el proyecto de SANILAB, posee una gran visión y nos demuestra que existen muchas personas dispuestas a ayudar, desde alumnos que estudian comunicaciones hasta profesores que enseñan en facultades de ingeniería, por suerte el pasado 16 de febrero se publicó que el Poder Ejecutivo administrará un fondo de 2,000 millones de soles para el Financiamiento de Proyectos de Inversión Pública en materia de agua, saneamiento y salud, SANILAB es uno de los proyectos que se podría tomar en cuenta para recibir cierta cantidad.

Nos encontramos en una situación delicada y de alto riesgo, tenemos mucho en juego. Es necesario tomar en cuenta todas las medidas que apunten por una solución que taiga bienestar para todos los afectados por este terrible caos, proyectos como el de SANILAB brindan soluciones de saneamiento sostenible, invertir en estas grandes ideas es responsabilidad del Estado, esperemos que nuestros gobernantes tomen en cuenta buenas ideas como esta.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



Fuente: > Valeria Chuquimez
La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital