Autopsia a la vida urbana en la ciudad de Huánuco

Huánuco, la otrora capital de la Historia, la Cultura y la Libertad, Ciudad Jardín, Tablero de Ajedrez, presenta hoy una nueva fisonomía, pero de aspecto deprimente, de pauperización incesante. Las calles de la Ciudad de Huánuco, semejan callejuelas propias de pocilga y/o tugurio, con hedores de pestilencia que ya se ha asentado en todo Independencia, Leoncio Prado, San Martín, Huallayco. Está en Abtao, amenaza llegar a Dos de Mayo y sentar sus reales en la mera Plaza de Armas, donde Koko probablemente lo reciba con “CHICHA” Y MÁS CHICHA.

| 17 setiembre 2013 08:09 PM | Actualidad | 5.5k Lecturas
Autopsia a la vida urbana en la ciudad de Huánuco
IMG: Starperudestinos.com
SOLO PARA LÍDERES, PROHIBIDO PARA MEDIOCRES.
5559

En el perímetro conformado por los jirones Independencia y Abtao, luego Dámaso Beráun y Tarapacá, todo está reñido con el ornato, higiene, salubridad y que decir de preservación de la ecología y del medio ambiente. Ahora, no solo nos asfixia la basura social, sino también la orgánica e inorgánica.

¿Qué ha Pasado con Huánuco? Hay un nuevo “POBLADOR Y/O HABITANTE HUANUQUEÑO” ,que merece un serio estudio e investigación de orden Sociológico, Antropológico y sus respectivas propuestas; nosotros no lo somos. Simplemente somos periodistas analistas, pero si afirmamos que en la Ciudad de Huánuco y zonas aledañas, repetimos, hay un “nuevo huanuqueño” con sus propias culturas, costumbres e identidades. ¿Qué Hacer? ¡That Is Ther Cuestiont!

Tanto inmigrante, mayoritariamente provinciano, bajado de nuestras jalcas, punas y serranías, al asentarse en las zonas periféricas de Huánuco, trajo consigo sus andinas costumbres, propias del campo, de la zona rural, pero que no se condicen con una ciudad, con un medio urbano. Encima, tanto Gobierno Regional, cuanto Gobierno Local no saben ni \\\"pío\\\" de política de reinserción urbana al habitante rural. Tampoco conocen del nuevo fenómeno social de las comunidades migrantes; deben ser también ignorantes respecto a como enfrentar “la irrupción del campo a la ciudad”

Huánuco Ciudad, menos sus autoridades, estuvieron preparadas para recibir a estas oleadas migratorias que vienen, hay que decirlo cueste lo que cueste, sin la más elemental noción de lo que es la vida en la urbe, con sus componentes de ornato, higiene, salubridad y seguridad; ellos traen lo contrario.

Para estos cada vez crecientes sectores poblaciones, que tienen olor propio, y que por oleadas bajan y bajan a las ciudades, incrementando los cinturones del caos social, con sus manifestaciones de tugurización, insalubridad, basura y desaseo total, lo más fácil es usar la calle, la vereda, el parque, el río y demás áreas de recreación y jardinería, para dejar sus residuos y hasta deposiciones de todo orden.

Pero no solo se trata de nuestros ríos, plazas, parques y jardines, usados como, meaderos, silos, botaderos de basura y desmonte, incluyamos también a nuestros monumentos, portones y/o entradas de entidades públicas, Iglesias y Beaterios; consideremos también a viejas casonas declaradas “patrimonio cultural”. Nada se salva del ataque onírico y urinario de los nuevos habitantes del Huánuco de ahora.

En cada una de estas estaciones, a las mujeres les es suficiente levantar la falta y punto, mientras que los varones no tienen inconveniente de hacerlo a pie y mirando de soslayo, por si acaso, algunos dicen que es por ocultar sus pequeñeces, propio de los orinadores en la vía pública Esta es la verdad de la milanesa, que no se dice, pero se siente, apesta y apesta feo.

Que Koko Giles como Alcalde, encare esta situación que cada vez esta inferiorizando a nuestra ciudad capital, es pedirle “peras al olmo”. La cultura chichera y combi de nuestro Alcalde, su casi ninguna versación en políticas públicas y municipales para encarar fenómenos sociales como los descritos, lo descalifican totalmente. Es más, a el le conviene que este proceso de pauperización urbana se acentúe aún más. Es el “caldo de cultivo” que necesita para sus fines politiqueros. Por aquí, entonces, no va la cosa.

Finalmente en nuestro Huánuco, lo que nos queda, por hacer, es CONTRACULTURA, “Nadar Contra la Corriente”. Aquí va algunos consejillos de contracultura, algo tenemos que hacer al menos para bajar la crispación de nuestros nervios cada vez que vamos a Huánuco.

1.- Al que MEA en la calle contratar a viriles y musculosos meadores profesionales que con un meadero similar al del burro vayan a la casa del infractor y en plena sala y en presencia de todo el clan ejecuten una meada mínimo de litro y medio.

2.- Al delincuente ecológico que últimamente está mandando pintar de verde todo loa locales públicos, pintarle también de verde todo el popo y el pipi, luego exhibirlo durante una semana en el frontis del Gobierno Regional. La única diferencia debe ser que en vez de pintura ,usar la ishanca, pero la ishanca molida. A ver si a la próxima, al malhadado le quedan ganas de cometer semejante desvarió propio de su cacas cómico gusto.

Para terminar, algo en serio, muy en serio: Tenemos que recurrir a toda suerte de enfoques periodísticos; la diatriba y la ironía son unas de las tantas, para hacernos escuchar, porque cuando hablamos con reboso y en habla culta, a nuestras autoridades y responsables, nuestra palabra les entra por una oreja, pero que bueno sería que les salga por la otra; les sale por donde ustedes se imaginan. Cuando escribimos con elegancia y sindéresis, que bueno sería que al papel periódico le den al menos uso higiénico, lo usan como envoltura de pescado.

Que todo este esfuerzo de escribir, que también cuesta energía mental y un tanto de inventiva e innovación periodística, sin contar con el inevitable desfogue biliar, sirva al menos para cambiar radicalmente nuestro procedimiento, conducta y decisión al momento de elegir a nuestras autoridades; pero que la misma energía sirva para reclamarle al pueblo que aprenda a vivir y convivir, en los parámetros de la civilización y la cultura

Todo el mundo tiene el derecho de venir a aposentarse a Huánuco, pero no hay derecho a que se nos obligue a que tengamos también que soportar los hedores y la “pichi” o el “pichi” de los nuevos habitantes de Huánuco, ¿Será Mucho Pedir? ¡Creemos Que No!.

NI EL RESPETABLE LOCAL DE LA DIRECCIÓN REGIONAL DE CULTURA SE SALVA DE LA SUB CULTURA HOY IMPERANTE EN LA \\\"MUY NOBLE Y MUY LEAL CIUDAD DEL LÓN DE HUÁNUCO DE LOS CABALLEROS DEL PERÚ.

QUE HUANUCO SOMOS, QUE HUÁNUCO QUEREMOS.

FERNANDO ZEVALLOS CABELLO

DIRECTOR GENERAL DEL MENSUARIO

LA VACUNA PERUA

AUTOR DEL LIBRO: QUE PERÚ SOMOS

QUE PERÚ QUEREMOS.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | | | |


Fuente: > FERNANDO ZEVALLOS CABELLO
La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital